País - Buenos Aires Buenos Aires
sábado 19 de marzo de 2016

Denunciaron que le niegan las visitas en la cárcel a Milagro Sala

Sigue detenida. El Movimiento Evita advierte de que esto ocurre pese a que hay militantes autorizados. "Es ilegal", se quejan.

Salta. Militantes del Movimiento Evita denunciaron ayer que les impidieron visitar a la encarcelada dirigente políticosocial jujeña Milagro Sala, después de varias horas de espera y pese a haber gestionado con tiempo la autorización para ingresar a la unidad penitenciaria del barrio Alto Comedero.

"Esta práctica confirma la intención de causar desgaste y hostigamiento hacia quienes se manifiestan contra esta detención ilegal e ilegítima", afirmó María José Poncino, quien formó parte de la delegación del Movimiento Evita de Buenos Aires y Santa Fe y del Comité de Apoyo a Milagro Sala afectada por la restricción.

El hecho denunciado se concretó el miércoles pero, una semana antes, también se había impedido a la referente del colectivo LGBT y ex legisladora porteña María Raschid que visitara a Sala, quien es diputada del Parlasur, informó una fuente de la organización Tupac Amaru, liderada por la referente encarcelada.
"Esta restricción arbitraria e ilegal se aplica no sólo a referentes que llegan a Jujuy desde diversas provincias para expresarle su solidaridad a Milagro Sala sino también a familiares, amigos e integrantes de la Red de Organizaciones Sociales", de la que forman parte la Tupac, cooperativas de trabajadores y otras agrupaciones, aseveró.

Según los denunciantes, muchas de estas personas "llegan al penal en los días y horarios de visita y les niegan el ingreso a pesar de haberlo solicitado según las normativas del Servicio Penitenciario".

"Expresamos nuestro repudio a este accionar que se profundiza en un marco de impunidad sin garantía de derechos hacia Milagro Sala y seguiremos peticionando a las autoridades provinciales y nacionales para que cese el hostigamiento, la persecución política y la criminalización de la protesta social", expresó a su vez Jenny Durán Aburto, del Frente de Mujeres del Movimiento Evita.

Durán sostuvo que Sala es la "primera presa política del gobierno de Cambiemos provincial y nacional", y que su detención "se inscribe en la criminalización de la protesta social y como práctica profundamente discriminatoria por ser mujer, pobre, indígena y luchadora social".
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas