País País
sábado 05 de agosto de 2017

Cristina Kirchner: "La caída del consumo de comida es lo más desesperante"

La expresidenta visitó el Autoservicio Nino y luego se reunió con almaceneros en el depósito de la Cooperativa Grupo Glew, integrada por 15 almacenes que se organizan para hacer compras en conjunto.

La precandidata de Unidad Ciudadana a senadora nacional Cristina Kirchner visitó este sábado el distrito bonaerense Almirante Brown, donde afirmó que "lo más distintivo de esta crisis es la caída en el consumo de comida y es lo más desesperante" y pidió "el voto de la sociedad para poner un freno a todo esto".

La expresidenta visitó el Autoservicio Nino y luego se reunió con almaceneros en el depósito de la Cooperativa Grupo Glew, integrada por 15 almacenes que se organizan para hacer compras en conjunto y lograr mejores precios para los vecinos, según informó el comité de campaña de Unidad Ciudadana.

Durante el encuentro, del que también participó el intendente local, Mariano Cascallares, los comerciantes señalaron que atraviesan una situación compleja debido a la disminución del poder adquisitivo.

La precandidata sostuvo que "lo más distintivo de esta crisis es la caída en el consumo de comida y es lo más desesperante" y agregó: "Por ahí escucho que dicen que los que están sufriendo tienen que esperar, ¿cómo va a esperar una madre que no le puede comprar leche, pan y carne para sus hijos?".

Al respecto, la exmandataria apeló a "los sectores que todavía no les va tan mal" y preguntó: "¿Qué harían si no pudiesen darle leche, pan y carne a sus hijos?".

Tras señalar que "hay una gran mayoría que ya no llega a fin de mes y otra que le está costando cada vez más", Cristina Kirchner sostuvo que "hay una inmensa oportunidad a través del voto de la sociedad para poner un freno a todo esto y hay que hacerlo ahora".

Por su parte, Cascallares indicó que en los comedores "se duplicaron la cantidad de chicos que asisten" y que "antes en la Secretaría de Desarrollo Social se atendía a 30 personas por día y hoy son 200".

Según se informó, uno de los comerciantes presentes, llamado Nino, afirmó que las ventas "cayeron un 50 por ciento" y que "antes vendía siete media res y ahora apenas a tres".

Otro de ellos comentó que de seis cajones de leche "ahora se venden solo dos" y señaló que además las tarifas complican al sector, ya qué pasó de pagar 700 pesos de luz bimestralmente a 2.400 mensuales.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas