País País
martes 30 de agosto de 2016

Cristina Kirchner insitió en recusar a Bonadio y pedir la devolución del dinero incautado a su hija

El abogado Carlos Beraldi reclamó el apartamiento de Bonadio, quien la investiga por presunto lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

La expresidenta Cristina Kirchner insistió hoy ante la Cámara Federal porteña con su planteo para apartar al juez Claudio Bonadio de la causa "Los Sauces", donde la investiga, y que se le devuelva el dinero incautado en cuentas a nombre de su hija Florencia.

Fuentes judiciales informaron que dos escritos presentados ante la Sala I de la Cámara Federal, el abogado Carlos Beraldi reclamó el apartamiento de Bonadio, quien la investiga por presunto lavado
de dinero y enriquecimiento ilícito por el alquiler de los inmuebles de la sociedad "Los Sauces", esta última integrada por Cristina y su hijo Máximo.

Cristina Kirchner había recusado a Bonadio por "enemistad manifiesta" y el juez lo desestimó, pero Beraldi apeló y ahora decidirá la Sala I de la Cámara Federal si confirma al magistrado frente de esa investigación.

La semana pasada, la Cámara Federal de Casación Penal había confirmado a Bonadio al frente de la causa por presunta defraudación en los contratos de compra venta de dólar futuro, en la que está procesada la expresidenta: la Sala I, compuesta por Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, rechazó la recusación que Cristina Kirchner había presentado, por entender que "no se advierte la presencia de elementos objetivos que permitan sospechar la falta de imparcialidad del magistrado".

Por otra parte, mediante otro escrito Beraldi pidió a los jueces de la Sala I de la Cámara Federal la devolución del dinero incautado a Florencia Kirchner en cajas de ahorro y en cajas de seguridad del Banco Galicia.

El dinero, unos 4,6 millones de dólares en cajas de seguridad y más de un millón de pesos en cajas de ahorro, fue incautado por decisión del juez Julián Ercolini tras un pedido del fiscal federal Gerardo Pollicita en el marco de la causa Hotesur.

Para la Justicia, esos depósitos de dinero -investigados a partir de una denuncia de la líder del GEN Margarita Stolbizer- tuvo que ver con una maniobra de Cristina Kirchner para evitar eventuales embargos o inhibiciones, y el fiscal Gerardo Pollicita advirtió que si bien "resulta irrelevante" si los fondos "se encuentran debidamente declarados, lo que se encuentra controvertido es el origen de los mismos".

Por esta investigación, la expresidenta Kirchner denunció a su vez a la diputada Stolbizer y al juez federal Bonadio: sostuvo que lo informado por la líder del GEN a la Justicia sobre sus movimientos bancarios resulta el producto de "un acto vil de tráfico ilegítimo de información —además distorsionada de manera dolosa—", que tuvo su inicio con motivo del allanamiento dispuesto por el magistrado al domicilio del contador de la familia, Víctor Alejandro Manzanares, en Río Gallegos, en el marco de la causa "Los Sauces".
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas