País País
lunes 28 de marzo de 2016

Corrían picadas en La Pampa, un auto embistió a un niño y el conductor huyó

Aparentemente, el niño estuvo hasta instantes antes del accidente jugado al fútbol en una cancha improvisada.

En el hospital Lucio Molas de La Pampa se encuentra internado en grave estado un niño que fue atropellado en la noche del viernes en el barrio José Ignacio Rucci de General Pico.

De acuerdo a la información brindada por testigos oculares del hecho, el pequeño fue embestido por un automóvil que corría una picada y que tras el siniestro se dio a la fuga.

Testigos presenciales fueron los que brindaron detalles del grave suceso acontecido cerca de las 21, en calle 117 entre 2 y 300, en el tramo final del barrio Rucci III.

Aparentemente, el niño estuvo hasta instantes antes del accidente jugado al fútbol en una cancha improvisada que desde hace más de una década fue armada en un pequeño espacio verde que hay en el lugar. Cuando se dispuso a cruzar la calle para volver a su hogar, el pequeño de 10 años fue embestido fuertemente por un auto que corría picadas en la zona.

Tras el impacto, la víctima quedó tirada inconsciente sobre la calle de tierra, mientras que el irresponsable conductor no paró y escapó raudamente del lugar para evitar el accionar de la Justicia. Lamentablemente pocos serían los detalles brindados por los vecinos respecto a las características del rodado, ya que todo pasó muy rápido.

La gente llamó a las autoridades, por lo que en pocos minutos el lugar se pobló de uniformados de las comisarías Primera y Tercera, además de la División Criminalística. También arribó personal del Servicio de Emergencias Médicas, que siguió a un automóvil particular hasta el Servicio de Guardia del hospital Gobernador Centeno, ya que el pequeño fue trasladado por su propio padre.

Trascendió que al ingresar al nosocomio el menor fue sometido a diferentes estudios, entre ellos una tomografía que comprobó que sufrió un "traumatismo de cráneo".

Si bien habría recuperado la conciencia minutos después de ser atendido, los profesionales que lo asistieron determinaron la necesidad de un traslado a una entidad especializada, por lo que cerca de las 23.40 fue llevado al hospital Lucio Molas, donde quedó internado en el área de Terapia Intensiva Pediátrica.

Respecto al autor del hecho nada se sabe hasta el momento y la policía se encuentra abocada a su búsqueda.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas