País País
viernes 11 de noviembre de 2016

Condenaron a perpetua al joven que asesinó a una estudiante chilena

El 15 de julio de 2014 Lucas Azcona atacó a Nicole Sessarego Bórquez y le propinó 11 puñaladas. Los jueces determinaron que se traó de un crimen de odio.

El joven Lucas Azcona fue condenado a la pena de prisión perpetua al ser encontrado culpable del asesinato a puñaladas de la estudiante chilena Nicole Sessarego Bórquez, ocurrido en el barrio porteño de Almagro en 2014. Por mayoría, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15 porteño condenó a Azcona por "femicidio y alevosía", en un fallo considerado ejemplar y satisfactorio por la familia de la víctima.

Los fundamentos del fallo se darán a conocer el próximo lunes 21 de noviembre.

La audiencia se llevó a cabo este viernes el octavo piso de la sede judicial ubicada en Lavalle 1171, donde el tribunal integrado por Patricia Llerena, Adrián Martín y Hugo Decaría, además de dar a conocer su veredicto, ordenó que se investiguen presuntas agresiones de Azcona denunciadas por otras víctimas.

Azcona escuchó la lectura del veredicto prácticamente sin levantar la vista, por momentos se tapó la boca con su mano izquierda y bebió unos sorbos de agua de un vaso plástico.

Al terminar la lectura del fallo por parte de la jueza Llerena, se escucharon algunos aplausos y los guardias del Servivio Penitenciario Federal (SPF) sacaron al condenado de la sala para, más tarde, trasladarlo de regreso al penal de Ezeiza.

El fiscal del juicio, Ignacio Mahiques, había pedido en su alegato que el acusado sea condenado a la pena máxima del Código Penal por el delito de "homicidio doblemente agravado por odio de género y alevosía", el primero de este tipo en el país.

Mahiques formuló esa solicitud tras presentar las pruebas sobre cómo fue el crimen de Nicole, de 21 años, la responsabilidad del mismo y la motivación que pudo tener el autor.

El fiscal explicó que las evidencias "demuestran que la víctima no tuvo tiempo de reaccionar", al considerar los resultados de los peritajes en el lugar del hecho y del informe de la autopsia realizada al cuerpo de la estudiante, que presentaba 11 heridas de arma blanca en el rostro, el cuello y el torso.

En tanto, la abogada querellante Patricia Anzoátegui valoró de la misma forma el conjunto de pruebas y la argumentación de la fiscalía, pero los magistrados no le permitieron solicitar una pena ya que no presentó su requerimiento de elevación a juicio durante la instrucción de la causa.

El 15 de julio de 2014, cerca de las 05:40, una cámara captó a Azcona en la Avenida Rivadavia, a la salida de la estación Castro Barros de la línea A de subtes.

El acusado merodeó por la zona y aproximadamente diez minutos después, volvió al lugar justo cuando Nicole, que volvía a su casa luego de haber ido a bailar con amigos, salió del subte.

La víctima comenzó a caminar hacia el edificio, en Don Bosco 4109, donde vivía mientras Azcona la seguía sin que ella lo advirtiera. Aproximadamente a las 05:56, cuando estaba por entrar al hall del edificio, Nicole fue atacada: Azcona la propinó 11 puñaladas y la chica murió minutos después cuando ya estaba dentro del hall de ingreso al edificio.

Mahiques había asegurado en su alegato que Azcona sentía "una aversión hacia el género femenino".

El fiscal también marcó que en los videos se observó una selección de la víctima, una persecución y un "ataque feroz", por la enorme cantidad de heridas y los lugares donde las infligió. "El crimen de Nicole se produjo por su condición de mujer, se trató de una muerte violenta e intencionada basada en su genero".
Fuente: Noticias Argentinas

Dejanos tu comentario

Más Leídas