País País
domingo 20 de noviembre de 2016

Carrió dijo que el gobierno cumplirá "un primer año de aprendizaje"

La legisladora consideró como notorio "error" de la gestión al modo en que se aumentaron las tarifas de servicios públicos.

La diputada nacional Elisa Carrió evaluó que el gobierno de Mauricio Macri está por cumplir "un primer año de aprendizaje", en el que se dieron "aciertos y errores, pero madurando con un equipo que va a ser totalmente definido el año que viene"

En una entrevista que publica este domingo el diario La Nación, la legisladora consideró como notorio "error" de la gestión al modo en que se aumentaron las tarifas de servicios públicos y lo atribuyó a "asesoramientos que son muy parecidos a los que dan lobbistas internacionales que andan por el mundo y les dicen a todos los gobiernos lo mismo: lo peor hay que hacerlo en los primeros tres meses, un horror".

"Y terminó como les dije que iba a terminar. Pero que no se crea que salgo y no aviso, no; yo me desgasto. Creo que parte de mi angioplastia tiene que ver con los teléfonos antes de que se tomen las medidas, para que se tomen de otra manera, para avisar lo que iba a pasar en la Corte, para hablar con los ministros, algunos muy obcecados con esta idea", expresó.

La legisladora, cofundadora de la alianza gobernante Cambiemos, eludió responder si el "error" que atribuye al aumento de las tarifas es atribuible al asesoramiento del ministro de Energía, Juan José Aranguren, y ante la específica consulta se limitó a decir que fueron "amigos, muy cerrados" quienes llevaron la iniciativa a Macri.

"Pero creo que ahora se tomó conciencia, el gradualismo ha ganado la batalla porque no puede haber un costo social de dimensiones terribles", apuntó.

Carrió opinó que "faltan dos cosas en materia económica muy importantes para evitar desempleo estructural: una, la rebaja de aportes patronales para las pymes exportadoras e importadoras; y dos, la flexibilización de las tasas de interés por parte del presidente del Banco Central. Los últimos números a mí me dan muy difíciles".

Sobre su relación con el jefe de Estado, dijo que hablan "de todo" y que suelen compartir "lindas cenas".

Embed

"Nunca nos enfadamos. Él no cree que exista una persona como yo. Pero además se ríe porque está acostumbrado a gente que lo tiene como líder, o lo tratan como te tratan los radicales, y yo no tengo filtro", indicó.

Agregó que prefiere "mantener la relación en ese nivel personal, porque no podría decirle cosas delante de un gabinete".
"Además, me aburren esas reuniones, y me cansan algunos estúpidos que hablan. Ésta es la mejor forma para que Cambiemos esté muy bien. Tenemos una relación aceitada de sincericidio", apuntó.

Ante la pregunta si "el tema (Daniel) Angelici (presidente de Boca Júniors) la pone en punto de tensión con Macri, respondió: "no es una tensión, es una forma de coordinar dos posiciones que son irreconciliables".

"Mi problema no es Angelici, el tema es separar fútbol y política, y que tiene que haber una Justicia independiente. Es un problema institucional, porque sino, ¿quién hace justicia con las barras bravas de todos los clubes que se convirtieron en sicarios en la provincia de Buenos Aires? No tenés que tener operadores que estén metidos en clubes de fútbol", se explayó.

Carrió reiteró que dará "batalla" en las elecciones legislativas de 2017, aunque no sabe aún si será candidata porque eso lo definirá "la coalición". "Pero la estrategia global no me la va a decir (Jaime) Durán Barba. Yo hago política. A mí no se me impone nada, soy previsible pero con convicciones", subrayó.
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas