País País
lunes 16 de mayo de 2016

Carmen de Patagones atrae con su toque bien colonial

Este pueblo bonaerense cuenta con casonas antiguas, museos y bares de antaño que dan cuenta de los 230 años de existencia del lugar visitado cada vez por más turistas extranjeros.

Carmen de Patagones se encuentra a 937 kilómetros al sudoeste de la Capital Federal. La ciudad está erigida sobre la orilla norte del río Negro, río que la separa de la ciudad de Viedma, capital de la Provincia de Río Negro, constituyendo ambas ciudades la comarca de Viedma–Carmen de Patagones.

Es una ciudad colonial llena de historia y cultura a la vera del Río Negro, cuyos balnearios la transforman también en un excelente destino turístico de verano.

Sus calles en forma de cascada, con sus casonas antiguas, sus museos y sus bares de antaño, evidencian sus más de 230 años de existencia. Es imposible visitar la ciudad sin enamorarse de ella.

Patagones, como la nombran los lugareños, no es un pueblo, es una ciudad que cuenta con todos los servicios necesarios para una excelente estadía: hay restaurantes, bares, bancos, hoteles y variedad de comercios.

El centro histórico de la ciudad remonta al pasado más colonial de nuestra historia patria, recorrer sus calles es un placer que llama a la curiosidad, entre caminos angostos y calles en bajada hacia el río.

Quien visita esta ciudad debe hacerlo durante varios días para poder conocerla, vivirla y disfrutarla con verdadera intensidad.

Todos los años se celebra la Fiesta Provincial del 7 de Marzo, conmemorando el histórico 7 de marzo de 1827, año en que el pueblo de la comarca se defendió de la invasión de las tropas brasileras.

Es un festival folclórico al aire libre, con exposiciones y ventas de artesanías, desfiles de carruajes e instituciones, y caballadas hípicas de destreza criolla.

Carmen de Patagones cuenta con un amplio atractivo turístico a nivel histórico,

La Fiesta de la Soberanía Patagónica es el evento artístico y cultural más importante del distrito y entre los más destacados de la Patagonia evoca año tras año el aniversario de la heroica gesta del 7 de marzo de 1827 cuando con valor el pueblo maragato repelió a los invasores extranjeros en defensa de la soberanía nacional.

Durante varias jornadas la tradicional fiesta convoca a los artistas más importantes de la región culminando cada noche con un espectáculo musical de jerarquía nacional.

Así el pueblo rinde homenaje a los héroes del pasado, espectáculos folclóricos, de actividades culturales y tradicionales, productos regionales, gastronomía típica, paseos de artesanos: matrería, platería, soguería, entre otros.

Con el tiempo el lugar se ha transformado en un sitio turístico visitado por familias que buscan pasar unos días tranquilos. Así su crecimiento en alquiler de casas y en locales para comer, son variados y hay una gran diversidad, todo apuntando a todo tipo de turismo.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas