País País
miércoles 11 de mayo de 2016

Cargaba nafta, huía sin pagar y ahora podría ir a juicio

Es por "estafa reiterada en tres oportunidades" cometida en una estación de servicio ubicada en el barrio porteño de Núñez, donde entregó falsas tarjetas de crédito o sin fondos antes de darse a la fuga.

Un hombre que cargaba nafta y huía sin pagar podría ser sometido a un juicio si prospera el pedido realizado por el fiscal que lo investigó por "estafa reiterada en tres oportunidades" cometida en una estación de servicio ubicada en el barrio porteño de Núñez, donde entregó falsas tarjetas de crédito o sin fondos antes de darse a la fuga.

Según publica fiscales.gob.ar, el titular de la Fiscalía de Instrucción del Distrito de los barrios de Saavedra y Núñez, José María Campagnoli, le solicitó a la jueza Elizabeth Paisán la elevación a juicio de la investigación seguida contra el individuo en cuestión, César Gastón Liuchi.

De la investigación se desprende que el hombre concurrió tres veces sin dinero ni otros medios de pago a la estación de servicio Shell de Figueroa Alcorta y Udaondo, donde solicitó que le cargaran combustible, para luego huir del lugar sin pagar.

El primero de los hechos ocurrió el 18 de abril de 2015, cuando Liuchi llegó al local a bordo de su Peugeot 206 y le solicitó al playero de turno que le cargar 200 pesos de combustible.

Finalizada la carga, le entregó al empleado una tarjeta y su documento y cuando éste constató que el imputado no tenía fondos, se dio a la fuga.

El 27 de mayo de ese mismo año, Liuchi concurrió a la misma estación de servicio y solicitó que le cargaran otros 200 pesos de nafta. Mientras el playero se dirigía a cobrar con la tarjeta que le entregó el imputado –que luego se comprobó que no era ni de crédito ni de débito-, éste aprovechó para huir.

Por último, el 2 de junio del año pasado, el imputado volvió a realizar la maniobra, ocasionándole un perjuicio de 250 pesos al local, ya que nuevamente huyó sin pagar tras entregar una tarjeta de crédito.

La secuencia quedó registrada en las cámaras de seguridad de la estación de servicio, lo que permitió individualizar el dominio del vehículo, que estaba a nombre de Liuchi, por lo que se pidieron informes al Registro Nacional de la Propiedad Automotor (RNPA) lo que permitió individualizarlo.

El fiscal consideró que las conductas desplegadas por Liuchi constituían el delito de estafa reiterada en tres oportunidades, que concurren en forma real, por lo que correspondía decretar clausurada la instrucción del sumario y elevar la investigación para que el hombre sea sometido a juicio oral y público.
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas