País - Elecciones 2017 Elecciones 2017
martes 15 de agosto de 2017

Cambiemos engrosaría su bancada, pero no alcanzaría el quórum propio en octubre

Son los números tras la proyección de los resultados de las primarias en todo el país. El oficialismo ampliaría su poder de negociación, sobre todo en la Cámara Baja.

Con los resultados de las primarias ya sellados, las perspectivas de una ampliación de la bancada oficialista en la Cámara de Diputados luego de la elección general son altamente favorables.

El oficialismo, única fuerza con presencia en todo el país, rondaría los 105 legisladores propios, y si bien esa marca no le alcanzaría para tener quórum propio, que le permitiría aprobar leyes a libro cerrado, quedaría claramente fortalecido en la negociación con otros bloques opositores.

La muy buena elección de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, donde la lista encabezada por Graciela Ocaña le sacó una luz de ventaja a la del frente kirchnerista Unidad Ciudadana, le permitiría dar un salto enorme en cantidad de representantes del espacio liderado por Mauricio Macri.

Posibles bancadas
En total, se renuevan 127 escaños, un tercio de la Cámara Baja: Cambiemos, que ponía en juego 40 bancas, podría obtener alrededor de 58.

El Frente para la Victoria, que renueva 32 escaños, podría obtener 24 bancas propias, pero también la bancada podría alimentarse de muchos diputados del PJ que ingresen por provincias donde los gobernadores no tributan directamente al liderazgo de Cristina Kirchner.

En definitiva, el FPV quedaría cerca de las 70 bancas (actualmente posee 71) y quedará por resolver que sucederá con los diputados más ligados a los gobernadores.

El posicionamiento de los diputados que orbitan en torno a los gobernadores provinciales también afectará la suerte del bloque Justicialista (una escisión del FPV que se constituyó de la mano de Diego Bossio apenas Cristina Kirchner concluyó su mandato presidencial), que pondrá en juego 8 de sus 17 bancas.

El bloque Peronismo para la Victoria (Movimiento Evita) arriesga uno (Remo Carlotto) de sus cinco representantes, que lo podría compensar en caso de que en octubre Juan Manuel Abal Medina resulte electo por la lista Cumplir que lleva a Randazzo en la categoría de senadores nacionales.

Por el lado del Frente de Izquierda, que pone en juego tres bancas, sólo lograría revalidar una por la provincia de Buenos Aires (Nicolás Del Caño), por lo que su actual bancada quedará disminuida a la mitad.
Fuente:

Más Leídas