País País
domingo 20 de marzo de 2016

Cae el consumo de la canasta básica

Las menores visitas al súper se explican por la caída de frecuencia de compras o bien por adquirir más cantidad de productos de una sola vez

El consumo de la canasta básica dentro del hogar registró en enero una caída del 8% interanual, contracción que se explica principalmente por menos visitas al punto de venta de los niveles bajos, según un informe privado.

Los datos surgen de un trabajo que presentó la consultora Kantar Worldpanel en el Foro de cadenas regionales de supermercados, en la ciudad de Mar del Plata.

Las menores visitas se explican desde una real caída de frecuencia de compra y un crecimiento de las compras medianas o de reposición -donde se llevan de 8 a 14 categorías- en todos los canales de ventas, donde también se advierte una pérdida de participación de las primeras marcas con un correlativo crecimiento de las marcas propias.

En términos comparativos, hasta el año pasado, el consumo se mantenía estable, sin embargo en enero muestra signos de contracción y una perspectiva similar para los próximos meses, señaló el informe.
El Director del Cono Sur de Kantar Worldpanel, Juan Manuel Primbas, explicó que "en un contexto de incrementos de precios e incertidumbre sobre los ingresos futuros, los hogares priorizan estrategias que les permiten optimizar el rendimiento de su dinero como ir menos veces a comprar, incorporar marcas propias a su canasta y buscar constantemente promociones".

El informe destacó que otra forma de cuidar el bolsillo son las promociones, las cuales hace dos años representaban el 15% del gasto que hacen los hogares en las grandes cadenas, y que en 2015 el valor ascendió a 19%, por lo cual "de cada 100 pesos gastados en una cadena, 20 son bajo algún tipo de promoción", aseguró Primbas.

El director de la consultora especializada en consumo masivo Focus Market, Damián Di Pace, explicó que el impacto inflacionario en una proyección de 12 puntos para el primer trimestre generó ciertas disrupciones en el sector de consumo, lo que se ahonda en momentos de acuerdo de paritarias cuando los más damnificados son los sectores que no pueden reponer su poder adquisitivo en el sector formal y más aún los trabajadores no formalizados.

El especialista y asesor de CAME consideró que en los sectores medios y medio altos el desplazamiento a segundas marcas se está viendo en forma muy tibia porque el consumidor intenta privilegiar la calidad respecto del consumo antes de sacrificar su nivel de vida, pero aclaró que sí se registra este desplazamiento más profundo en los sectores medios bajos y bajos.

"Se ve un consumidor racional que ante las ofertas y descuentos de las grandes cadenas evita tentarse de las compras impulsivas y no planificadas, y se observa ante la distorsión tan grande de precios una búsqueda en todas formas comerciales como ser tiendas de descuento, auto servicios, almacenes y sectores tradicionales de consumo como carnicerías, granjas, fiambrerías o queserías", explicó Di Pace.

Otro dato que refleja el comportamiento del consumidor es que en los primeros trimestres de los últimos cuatro años hubo una actitud de incrementar el uso la tarjeta de crédito como medio de financiamiento, y en el primer bimestre de 2016 se registró un incremento de uso del 13% pero una disminución de ticket promedio lo que le permitió afirmar a Di Pace que "se financia más pero se compra menos".
Fuente:

Más Leídas