País País
martes 11 de octubre de 2016

Bergman sobre los incendios forestales en la Patagonia: "Para el verano lo más útil que podemos hacer es rezar"

El ministro de Ambiente de la Nación señaló que el nuevo presupuesto implica un recorte en su área por lo que no se contará con recursos para hacerle frente a determinadas contingencias.

Insólitas declaraciones realizó el ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, en la Patagonia al ser consultado sobre los procedimientos para hacerle frente a los números incendios que se presentan en esa zona durante en verano.


Según señaló el funcionario, el gobierno nacional recortó los fondos de su área, pero que busca trabajar en conjunto con fuerzas armadas y las provincias para combatir los posibles incendios veraniegos. Además, pidió que la justicia actúe con severas penas sobre "los delincuentes que prenden fuego el bosque".


El funcionario nacional pasó por Bariloche, donde el diario El Cordillerano le preguntó sobre cómo se prepara su cartera para afrontar la temporada estival, época en que en esta región se suceden numerosos incendios.


En ese sentido, fue claro: "el gobierno nos redujo el presupuesto general y nosotros lo queríamos ampliar. Así que vamos a ver cómo hacemos para tener, por lo menos, las mismas herramientas del año pasado".


"En el tema de los bosques el Ministerio de Medio Ambiente está involucrado. Pero que el Ministerio tenga cargado sobre su presupuesto, el Sistema Federal del Manejo del Fuego es de una desproporción sin escalas. Porque nosotros tenemos que coparticiparlo con un sistema federal, pero sin protocolos, donde las provincias tienen la jurisdicción y al mismo tiempo están las fuerzas de seguridad, que tiene otro equipamiento", entendió.


"Lo lógico es hacer algo transversal, donde las provincias, las fuerzas de seguridad y el gobierno nacional pongan todos, todo el esfuerzo y salir del lugar donde estamos. Por eso trabajaremos con las provincias esta temporada y estará la posibilidad de hacer una combinación de recursos", continuó.


"Pero estamos en un camino, donde no veo en el corto plazo que tengamos la envergadura, de lo que necesitamos en el próximo verano. Además, debemos trabajar de manera regional. No es lógico que no trabajemos con Brasil y con Chile. Podríamos tener una agencia de catástrofes compartida, más aun teniendo en cuenta que la última temporada le alquilamos aviones a Chile", consideró el rabino.


Y agregó: "Con Chile debemos hacer un protocolo conjunto y debemos aplicar fondos internacionales juntos, que incluso nos van a ayudar mucho más si ven a dos países hermanos trabajando juntos, que cada uno pidiéndole lo mismo por separado. Todo ese sentido común que va a contramano de las prácticas de la política, es tratar de que ambas cosas vayan de la mano. Todo eso lleva mucho trabajo, sobretodo cambiar las inercias".


"Yo creo que este verano estaremos en mejores condiciones, aunque como creyente que soy, para el próximo verano lo más útil que podemos hacer es rezar", lamentó.


Asimismo, entendió que no hace falta que venga el verano para trabajar sobre la responsabilidad que tiene la ciudadanía con el fuego, por apagar mal un asado o por tirar algo en medio de un bosque.


"Eso se revierte con educación, prevención y anticipación. El año pasado quedó claro que los incendios no son por negligencia, sino por delincuencia. Entonces uno no puede poner los recursos de las Intendencias, de los Parques Nacionales, de las Gobernaciones y de la Nación, para estar atendiendo el manejo de los fuegos de los delincuentes que lo prenden. Ahí necesitamos de la participación necesaria de la Justicia y de Parques, y la provincia con sus fuerzas de seguridad, con mayor presencia en el lugar" sugirió.


"Porque hay lugares donde nadie accede, ni un poblador. Entonces, llegar ahí para prender fuego, es porque es intencional. Por ende, tiene que haber premios y castigos. El año pasado ya hubo detenciones y eso es muy importante. Vamos a hacer todo, pero le pedimos a todos los intervinientes que estén atentos, porque no se puede prever que un delincuente prenda fuego en medio de un bosque", manifestó el ministro macrista.


Bergman respondió que por ahora el gobierno nacional no comprará aviones hidrantes y que si bien hay una licitación en curso, "hay quienes recomiendan no tener una flota de esa envergadura como propietario, sino tenerlo alquilado en término de equipos muy sofisticados y que van dando vueltas en el mundo en función de las contra estaciones".


"Necesitamos de los aviones de diferente tamaño para diversas operaciones, los helicópteros, acceso terrestre. Por eso abrimos una licitación nacional e internacional y planteamos hacer una Agencia Federal para Catástrofes medioambientales, que tenga equipamiento de envergadura coparticipado", aseguró.


Por otro lado, indicó que espera que "en un par de años tengamos un equipamiento tecnológico" con más inversión y tecnología. "Además, tenemos a Invap para aprovechar la tecnología y el conocimiento para aplicarlo rápidamente. Porque parece mentira que nuestros brigadistas no tengan equipamiento y tecnología necesaria en esta región donde está el Invap. Por eso sabemos que aún hay mucho trabajo por hacer", finalizó.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas