País País
miércoles 17 de mayo de 2017

Bajaron el precio del Tango 01 por un accidente cuando filmaban una película

Además son pocos los interesados y muchos los arreglos que deberían hacerle para transformarlo en un avión de carga

Un verdadero Hot Sale se vive en la Casa Rosada, al menos con lo que tiene que ver con el Tango 01.

El Gobierno decidió bajar el precio de 2,5 millones de dólares a 1,5. Esto tiene dos motivos. Por un lado, los pocos interesados. Por otro, la torpeza de habilitarlo para usarlo como escenografía de cine, lo que derivó en un accidente que comprometió seriamente a la aeronave.

Según cuenta el diario La Nación, el único destino para el Tango 01 es de carguero. Eso sí, con varias limitaciones ya que la escasa autonomía le impide llegar a Europa sin hacer escala. Pero además, es necesaria un enorme inversión para desarmar el interior y, sobre todo, para colocar las puertas de cargas.

Cuentan que las certificaciones necesarias para ponerlo en el aire, además de las adaptaciones de la aeronave llevan el costo a no menos de 25 millones de dólares. Pero, por ese costo, el mercado ofrece posibilidades mejores, con aviones más eficientes y cargueros de origen.

Pero hay un tema más que hasta ahora estuvo guardado en el más silencioso secreto. Hace varios meses ingresó a la Casa Rosada un pedido para poder filmar unas tomas de una película en el avión, parado desde hace meses en el aeropuerto de El Palomar.

El permiso se otorgó sin demasiados reparos y entonces, una de las principales productoras de cine del país llegó con su arsenal de equipamiento al pie del avión. Como sucede en cada set de exteriores, se instalaron camiones, cables, cámaras y trípodes con luces para la ocasión.

La estación militar se vistió de estudio para una ficción. Poco importaron las previsiones que existen sobre las distancias de los instrumentos peligrosos respecto de los aviones. El Tango 01 era la escenografía perfecta.

Todo transcurría a la perfección hasta que una ráfaga de viento desató la emergencia. Una columna de iluminación perdió el equilibrio y se desplomó. Nada que no pueda suceder en una filmación, solo que esta vez en el trayecto hacia el piso, una enorme y pesada lámpara se topó con un ala de un avión.

El golpe fue certero. Pegó de lleno en lo que en la jerga se denomina borde de ataque del ala, justo el frente de esa parte vital del avión. Desde entonces no puede volar. Dos aviadores que conocen la flota de oferta coincidieron en que todos los manuales sostienen que no es recomendable despegar con una falla de ese tipo.

Los pasos que siguen no son simples. En principio, hay que reemplazar esa parte del ala y después, técnicos del fabricante, Boeing en este caso, tendrán que certificar el arreglo en El Palomar para entregar los certificados que correspondan.

Mientras tanto, en la Casa Rosada decidieron bajar el precio, como se dijo, no sólo por el incidente, que impide despegar, sino también por imperio de un mercado al que no le interesa el producto.

Fuente:

Más Leídas