País País
jueves 24 de noviembre de 2016

Aprobaron un proyecto para bajar comisiones de las tarjetas de crédito y débito

El proyecto no podrá ser tratado en la Cámara alta hasta marzo del año que viene ya que no fue incluido por el Presidente de la Nación en el temario de sesiones extraordinarias previstas para el mes de diciembre.

La Cámara de Diputados aprobó este jueves y envió al Senado el proyecto que reduce los aranceles que cobran los bancos a los comercios por operaciones con tarjetas de crédito y débito, con el objetivo de bajar el alto costo que pagan más de 300.000 pequeñas empresas cuando utilizan este sistema de pago electrónico.

Sin embargo, el proyecto no podrá ser tratado en la Cámara alta hasta marzo del año que viene ya que no fue incluido por el Presidente de la Nación en el temario de sesiones extraordinarias previstas para el mes de diciembre.

En un clima enrarecido por el malestar de los diputados ante el curso que tomó el tratamiento del proyecto, finalmente se decidió aprobar la iniciativa tras un cuarto intermedio que sirvió para ordenar el debate.

Los diputados de la mayoría de las bancadas cuestionaron durante los últimos discursos a los empresarios de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), impulsores del proyecto, por el cambio de posicionamiento que tuvieron en los últimos días.

Es que desde esa entidad empresaria alentaron hace dos meses a los senadores a votar un proyecto con drásticas bajas en los porcentajes de la comisiones y en Diputados avalaron la iniciativa que amortiguaba ese recorte.

La fuerte presencia de directivos de la CAME durante el tratamiento llegó a su mayor punto de conflicto cuando legisladores del Frente Renovador se vieron obligados a pedirles que se retiraran de las inmediaciones del recinto.

En medio de los intentos para convencer a los diputados que aún se mantenían díscolos, representantes del sector bancario hacían los propio y dirigentes de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) advertían por lo bajo sobre un acuerdo entre la CAME y los bancos.

Finalmente el proyecto fue aprobado por 134 votos afirmativos, 34 en contra y 7 abstenciones; y durante el tratamiento en particular la sesión estuvo a punto de fracasar cuando se retiró el Frente para la Victoria-PJ, molesto por el acuerdo entre el oficialismo y el massismo.

El bloque de Massa, que minutos antes del cuarto intermedio proponía poner en debate el proyecto aprobado hace dos meses por el Senado, finalmente salió de la reunión de presidentes de bloque decidido a apoyar el proyecto oficialista con la incorporación de algunos modificaciones tendientes a disminuir el riesgo de una posible discrecionalidad del Banco Central en la reglamentación.

El proyecto que finalmente se aprobó establece un tope del 2 por ciento que cobran los bancos a los comercios por operaciones con tarjetas de crédito y de 1% en las tarjetas de débito, aunque fija otras comisiones mayores y escalonados en los próximos tres años para las empresas de mayor volumen.

El texto establece que los bancos no podrán fijar comisiones o aranceles diferenciados entre comercios que pertenezcan a un mismo rubro o con relación a iguales o similares productos o servicios, como sucede en la actualidad entre las grandes y pequeñas firmas.

La acreditación de los importes correspondientes a las ventas en las cuentas de los establecimientos adheridos se hará en un plazo máximo de tres días hábiles para las operaciones con tarjeta de débito.

Además, se autoriza a los comercios a poder sumar al pago contado los valores correspondientes a los aranceles, lo cual en la práctica significa que las personas que no utilicen el sistema electrónico podrán tener algunos descuentos cuando abonen sus compras.

El proyecto establece que el contrato entre los bancos y comercios deberán tener plazo de vigencia, topes máximos por operación, determinación de las comisiones y gastos administrativos, así como plazos y requisitos para la presentación de las liquidaciones.
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas