País País
domingo 23 de junio de 2013

Aprendieron de sus perros con un profesor español y en una bodega

Cerca de 20 personas de distintas provincias participaron en las jornadas de educación canina que organizó el centro BeneVé en la bóveda Tierras Altas. Las claves: energía, equilibrio e instinto.

Luciana Morán
moran.luciana@diariouno.net.ar

Chiqui (2 años) no para de ladrar y se muestra sumamente agresiva con cualquiera que se acerque a su dueña, Gimena Rodríguez (23). “Está muy asustada”, comentan por lo bajo los demás “alumnos” que miran con atención al educador, Néstor Coqui Vega.

Aglutinados en un costado del extenso jardín, filman la manera en que el especialista tranquiliza a Chiqui. Después de aplicar un método especial, creado por él mismo, Coqui calma a la perrita, pero aún queda mucho por aprender.

La demostración fue el corolario de una mañana de aprendizaje y el preludio de la práctica que cada dueño realizaría con su mejor amigo durante las jornadas de educación canina que ayer concluyeron en la bodega Tierras Altas, en Carrodilla, Luján. Cerca de 20 “perreros” de Mendoza, San Juan, Buenos Aires, Bariloche y San Luis se inscribieron en la actividad impulsada por BeneVé mundo canino, un centro dedicado a organizar actividades de capacitación en un amplio abanico de temáticas referidas a los perros.

Energía, equilibrio e instinto

“Lo que estoy enseñando es un método extremadamente sencillo de aplicar. Se basa en la energía, el equilibrio y el instinto. La gente ha tenido muy buena aceptación de la metodología porque no requiere castigo ni premio, simplemente buena energía con el perro”, explicó Vega, la voz autorizada en cuanto a educar dueños y perros se trate.

En el bar de la bodega, con rico café y facturas, los asistentes –entre los que había veterinarios– tomaban nota y escuchaban con atención los conceptos de Vega acerca de cómo crear una relación sana con los perros y criarlos para que sean obedientes y felices al mismo tiempo.

Gimena Rodríguez, dueña de Chiqui, contó: “La traje porque le cuesta relacionarse con la gente. También es muy agresiva con otros perros, es muy desconfiada. Hemos visto en el curso algo de educación básica y ahora veremos cómo está con la gente, que se vaya soltando”.

Desde Buenos Aires llegó Adriana Peck, quien es técnica en intervenciones asistidas con perros. “Trabajo con personas con discapacidad. Me parece muy interesante cuando Vega habla de la energía”.

Educar para cambiar

BeneVé fue creado este año por dos amantes de estos animalitos y conocedoras de su mundo: Rosanna Benedetto y Sandra Vergara. “Hay que entender el lenguaje del perro primero. Con personas más educadas e informadas, los animalitos estarán más felices y la convivencia será mejor. El centro tiene como eslogan ‘Informar para crear conciencia’”, dijo Vergara, al tiempo que su co equiper, Benedetto, completó: “En Mendoza hay cero o muy poca conciencia de la tenencia responsable. Queremos abarcar distintos temas trayendo gente capacitada, de trayectoria, de calidad”
 

Fuente:

Más Leídas