Andrea Del Boca recibió $36 millones por la novela que no se emitió

Fue imputada junto al ex ministro Julio De Vido porque la cartera que él dirigía fue la que entregó los fondos.

El fiscal federal Federico Delgado imputó a la actriz Andrea del Boca y a Julio De Vido por unos $36 millones que el Ministerio de Planificación Federal cedió para la realización de una telenovela –Mamá corazón– que nunca se exhibió. También allanaron la productora de la actriz.

"El Estado nacional habría financiado mediante una contratación directa 25 capítulos de una novela protagonizada por Andrea del Boca y producida por a+A Group dirigida por dicha actriz y su hermano Nicolás", sostuvo el fiscal en un escrito presentado ante el juez federal Sebastián Casanello.

Delgado consideró que "se debe iniciar una investigación a fin de dilucidar si el dinero se entregó de acuerdo con la ley aplicable y si se gastó correctamente".

La denuncia la hizo esta misma semana el abogado Ricardo Monner Sans por la Asociación Civil Anticorrupción, en base a notas periodísticas sobre una novela que financió el Estado y que protagonizó Del Boca pero nunca salió al aire.

Según la denuncia, se trató de unos $36.582.468 que el Ministerio de Planificación Federal entregó previa firma de un convenio con la Universidad de San Martín (UNSAM).

Delgado pidió varias medidas de prueba como ser que Casanello cite a convocar expertos en derecho administrativo para saber si la contratación de la novela se hizo bajo la normativa vigente.

Además, solicitó establecer "el criterio" por el cual se decidió suministrar el dinero, las cuentas bancarias utilizadas para canalizarlo y que se pida el acta constitutiva de la productora a+A Group.

Por último, Delgado reclamó que se cite como testigos a todos los que intervinieron en la realización de la novela, actores, camarógrafos, iluminadores y sonidistas, "para que expliquen el qué, cómo y cuándo de su trabajo y si cobraron y de qué manera".

"Lo que quiero es ponerla al aire y que se acaben los fantasmas. Siempre dije que no era amiga de Cristina Fernández de Kirchner. Amigo es otra cosa (...)", se defendió la actriz.

El abogado Monner Sans amplió su denuncia en las últimas horas donde incluso aportó un testigo, cuya identidad permanece en reserva, el cual aseguró que el Ministerio de Planificación Federal entregó $200 millones para que "amigos K de Santa Cruz hicieran clandestinamente negocios privados audiovisuales con fondos públicos".

Según la información aportada por el testigo, los amigos kirchneristas son Sinema Producciones SA (a cargo de Mauricio Brunetti, sobrino de Arturo Rodríguez, ex intendente de la ciudad de Puerto Deseado, Santa Cruz), y la Asociación Argentina de Efectos Visuales dirigida por Gustavo Gutiérrez, y dos personas más que "dan cursos arancelarios" bajo la órbita de la Universidad Nacional de San Martín.

Aseguró el testigo que la firma Sinema "podría estar asociada comercialmente" con Alejandro Cacetta, director del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas