País País
domingo 03 de abril de 2016

"A mi hijo Manuel lo seguimos buscando. No vamos a bajar los brazos"

El dirigente radical y ex ministro del Interior, Federico Storani, habló hoy de su drama: busca desesperadamente desde el jueves pasado a su hijo Manuel

El dirigente radical y ex ministro del Interior, Federico Storani, habló hoy de su drama: busca desesperadamente desde el jueves pasado a su hijo Manuel, de 14 años, quien fue víctima el jueves pasado de un violento choque de lanchas en el Río Luján. Por el violento impacto producto de un conductor imprudente que viajaba a alta velocidad, la madre del chico, María de los Ángeles Bruzzone, murió.

"A mi hijo lo seguimos buscando. No vamos a bajar los brazos. Mi profesión me ha enseñado la lucha, que es lo único que he aprendido y lo único que sé", afirmó, conmovido, el ex ministro del Interior del último gobierno de la UCR, en diálogo con radio Mitre.

Storani relató que el responsable de la tragedia del Delta, Pablo Torres Lacal, "está internado en el Hospital Italiano, imputado" por el accidente y no descartó que al momento del impacto, "probablemente" haya estado alcoholizado. "En nuestro país hay algunos que viven de manera desaprensiva, poniendo en riesgo la vida de los demás", alertó el político y se quebró al lamentarse por "todas las vidas que se tronchan". E insistió en que "esto no fue una fatalidad, un rayo que cayó, porque la lancha venía flameando".

En varias oportunidades de la entrevista, habló de su hijo en pasado, aunque rápidamente cambió el tiempo de los verbos. "Manuel tenía todo lo bueno de un adolescente común. Tiene todo lo bueno", se corrigió, aunque luego reconoció que "seguramente ha sufrido las consecuencia del impacto". Es que recordó que la madre del chico "no falleció por ahogo, sino por un paro cardiorespiratorio, debido a que el impacto le generó derrames internos y la explosión del bazo".

"Lamentablemente Manuel estaba sentado al lado de su mamá en ese momento", admitió el ex ministro. "Lamentablemente no hay novedad. Resulta angustiante la búsqueda" dijo Storani, aunque agradeció porque funcionarios del gobierno nacional y de la provincia se pusieron a disposición y que la Prefectura, a cargo de los rastrillajes, realizaran "todo" para encontrar.

El dirigente radical describió que su hijo era "un muy buen compañero, muy buen amigo y muy buen estudiante. Siempre decíamos que era como un imán, no había perro que no se le pegara. Lo último que hizo en un acto en el colegio fue sobre la lucha contra la contaminación y el calentamiento global. Tiene tres hermanas y sobrinos que lo idolatran".

Fuente:

Más Leídas