DIARIO

Martes 07.07.2015

País Lunes, 01 de julio de 2013

Ángeles Rawson: quién es quién en el enigmático y conmocionante caso

Los padres, el padrastro, el hermano y hermanastro; el portero y su esposa. Todos fueron conocidos a través de los medios de comunicación. El padre biológico es el querellante y Jorge Mangeri, el portero, el único imputado por el crimen de la adolescente.

Compartir

Compartir

El caso de Ángeles Rawson se vive como un reality. Los medios ponen en cámara, micrófono o por escrito las declaraciones de cualquier persona que pasa por la puerta del edificio y quiere hablar. Casi todos los títulos son en potencial, sólo una vez se exhibió el expediente, lo único válido en la causa. Fue el propio Miguel Ángel Pierri, abogado defensor del portero, quien lo mostró en el programa nocturo de Alejandro Fantino por AméricaTV.

En ese expediente están las declaraciones de los testigos, entre ellos todos los familiares de Ángeles. Ahora, Pierri pedirá que se coteje el ADN encontrado en la joven asesinada con el de toda la familia.

Franklin Rawson es el padre biológico de la adolescente y actual querellante particular en la causa.

Jimena Adrúiz la madre de Ángeles, con quien vivía en el edificio donde al parecer fue asesinada.

Jerónimo, de 25 años, Juan Cruz, de 19, son los hermanos de Ángeles, los tres hijos del matrimonio entre Franklin y Jimena.

Sergio Opatowski es el actual esposo de Jimena. Las miradas estuvieron en algún momento puestas sobre él como el autor del crimen. Es el único de los familiares que no ha declarado. Tiene amistad con el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni.

Axel es hijo de Opatowski de su primer matrimoino, porque enviudó. Con este chico vivía Ángeles

Diana Saettone es la esposa del portero. Asegura que su esposo es inocente y que ella no lo defendería si supiera que es culpable.

Jorge Mangeri es el único imputado. Al parecer durante su declaración como testigo se autoincriminó. Luego llegaron versiones desde el Penal de Ezeiza, que nunca fueron confirmadas, en las que se atribuyó el homicidio pero que aseguró que fue un accidente. Otros lo mencionan como un "perejil" que tuvo que asumir la responsabilidad del hecho porque lo habían apretado y amenazado.

El caso Ángeles Rawson tiene final abierto y medio país espera más declaraciones y versiones escandalosas, aunque el objetivo debiera ser que se haga justicia lo más pronto posible.



Dejanos tu comentario