ya fue ya fue
jueves 04 de agosto de 2016

El oro de Pascualito brilló en Londres 1948

El único mendocino que ganó la dorada. En los Juegos Olímpicos del '48, el peso mosca nacido en Tupungato lo lograba en la final y entraba en la historia del deporte de Mendoza. Notable

Lucio A. Ortiz
ortiz.lucio@diariouno.net.ar

Tras la ausencia de Juegos Olímpicos en Helsinki 1940 (se lo dieron a Japón, que luego renunció) y Londres 1944, por la Segunda Guerra Mundial, el Comité Olímpico Internacional volvía a darle los Juegos a la capital inglesa en 1948. Los anteriores habían sido en Berlín en 1936, organizados por la política nazi que gobernaba Alemania.

En Argentina el general Juan Domingo Perón incentivaba el deporte y le dio un gran apoyo a la delegación nacional. Viajaron en barco 323 personas, entre los que iban dirigentes, jueces, entrenadores, cocineros y colaboradores, los deportistas era 242.

En el equipo de boxeo iban 4 mendocinos. Pascual Pérez y Cirilo Gil como titulares, y los suplentes Manuel Martínez y Luis Rosales. Y en el equipo de atletismo viajó Eusebio Guíñez, un especialistas en carreras de fondo.

Guíñez, el 7 de agosto de 1948, terminaba en el 5º lugar de la maratón en una desgastante carrera que ganó otro argentino, Delfo Cabrera, consagrándose en el estadio de Wembley.

Pascual Pérez nació en Tupungato el 4 de mayo de 1926 y a los 22 años se iba a convertir en un histórico para el deporte argentino, y sobre todo para Mendoza.

En tanto, Cirilo Gil debió ser operado de urgencia de apendicitis y se perdió la competencia.

Pérez en peso mosca comenzaba su actuación olímpica ese 7 de agosto venciendo por nocaut en el primer round al filipino Rex Adolfo, en menos de un minuto.

El 10 de agosto enfrentaba a Joe Williams, de Sudáfrica, al que lograba tirar y se imponía por KO en el tercer round.

El día 11, por los cuartos de final, quedaban sólo 8 boxeadores, y le ganó a Pierre Bollaert (Bélgica). Los jueces lo daban ganador por puntaje.

Las semifinales fueron el 12 de agosto y el rival de Pascualito era Jaen Majdloch, de Checoslovaquia, un rival mucho más alto que el tupungatino. En el último minuto del tercer round el checoslovaco sufrió por los golpes de Pérez, que lo dejaron sangrando por la nariz y la boca. Ganó por puntos.

En la otra semifinal el italiano Spartaco Bandinelli vencía al Nan Su-An (Corea del Sur) y entraba a la final.
Bandinelli, nacido en Roma el 27 de marzo de 1921, era considerado favorito contra el mendocino de 22 años.

Estuvieron frente a frente el 13 de agosto, con el italiano vestido con pantalón y camiseta oscuras y el argentino, de blanco.

En el primer round no se sacaron ventajas, en el segundo Pascualito pudo meter más golpes por su velocidad y se defendió por su capacidad en los bloqueos. En la tercera vuelta los golpes de Pascualito llegaron seguido a la cara de Bandinelli (peleaban sin protector) y no hubo dudas en los jurados.

Pascual Nicolás Pérez se transformaba en un ícono del deporte mendocino. Ganó la medalla de oro olímpica y desde 1924 a la víspera de los Juegos de Río 2016, ha sido el único nacido de Mendoza en lograrlo.

El periodista Félix Frascara decía en su comentario para El Gráfico. "Pascual Pérez ha ido escalando peldaño a peldaño este camino hacia la fama: mendocino, fue primero campeón de su ciudad, de su provincia luego; más tarde y en breve lapso campeón argentino, rioplatense y latinoamericano, todo en peso mosca. Su rotunda eficacia afinca principalmente en el notable sentido de tiempo y distancia, sincronizados a la perfección. Luego, es agresivo, de pegada sumamente fuerte en proporción a su peso, y desarrolla todos sus recursos en plena velocidad, sin perder la línea. Podríamos afirmar que ha sido el mejor boxeador del equipo argentino y uno de los mejores estilistas del torneo".

El peso pesado Rafael Iglesias, ese mismo día, se colgaba otra medalla de oro para Argentina al vencer al sueco Gunnar Nilsson. Mientras Mauro Cía obtenía la medalla de bronce al ganarle al australiano Adrián Holmes, en tiempos en donde combatían los dos perdedores de semifinales por el bronce.

También Argentina se traía tres medallas de plata: Noemí Simonetto en salto en largo; Carlos Enrique Sáenz Valiente en tiro en la especialidad de 25 metros con pistola rápida (22 mm), y la otra plata fue en vela con el yate Djinn tripulado por el equipo integrado por Julio Sieburger (56 años), Enrique Conrado Sieburger (50 años), Emilio Homps, Rufino Rodríguez de la Torre (47 años), Enrique Adolfo Sieburger (24 años), y Rodolfo Rivademar (20 años).

Al regreso el gobierno de Perón les regaló una casa a los ganadores de las medallas de oro. Siempre se dijo que Pascualito fue un verdadero muchacho peronista.
Fuente:

Dejanos tu comentario