Primera A Primera A
miércoles 28 de septiembre de 2016

Todo mal: arrojaron una bomba contra el estadio de Newell's

El hecho ocurrió en el Parque Independencia, provocando daños materiales y un gran susto entre los empleados y niños que practicaban natación en una pileta cubierta.

Una bomba fue arrojada en la noche del martes contra el estadio de Newell's Old Boys, en el Parque Independencia de Rosario, provocando daños materiales y un gran susto entre los empleados y niños que practicaban natación en una pileta cubierta, en el marco de la disputa interna de la barrabrava rojinegra, informaron fuentes policiales.

El atentado ocurrió a las 21.30 frente a la puerta de ingreso 4C del estadio Coloso Marcelo Bielsa y sucedió 24 horas después de que el secretario del club y enlace con la barrabrava, Claudio Tiki Martínez, estuviera en la sede del club a pesar de que goza de licencia desde que hubo dos ataques a balazos al frente de su edificio y otro más a la custodia policial asignada en la puerta.

El Tiki Martínez se reunió el 8 de junio pasado en las instalaciones del club con el entonces jefe de la barra brava rojinegra, Matías Cuatrerito Franchetti, quien luego fue asesinado a balazos cuando salía del estadio y caminaba por la vereda junto al anterior jefe de la fracción violenta del club, Nelson Chivo Saravia y a Maximiliano Cabezón Larroca.

Larroca, quien luego heredó la jefatura de la barrabrava y dialogó ese día con Martínez, fue asesinado a balazos la noche del 26 de junio, cuando bajaba de su auto en la avenida Pellegrini al 5000, a 20 cuadras del estadio de Newell's.

En cuanto al ataque de anoche, el artefacto explosivo destrozó vidrios del Departamento de Comunicación y Prensa, lo que generó el pánico de sus empleados y también de algunos niños que practicaban natación en una piscina climatizada cubierta.

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) detallaron que "personas no identificadas arrojaron una granada tipo española", publicó el portal Rosario 3.

El fiscal de Flagrancia en turno Gustavo Ponce Asahad ordenó el relevamiento de las cámaras de videovigilancia de la zona y la identificación de vehículos que circularon por el lugar en horario de la explosión.
También se ordenó que la Brigada de Explosivos de la Policía provincial registre la zona y se comprobó que no había otro artefacto explosivo en las inmediaciones del club.

Luego del último atentado a balazos contra el domicilio del Tiki Martínez, el Ministerio de Seguridad de Santa Fe había cuadruplicado la custodia en la zona, con un patrullero en la vereda del edificio de la calle Rodríguez al 1600, una camioneta de la Policía de Acción Táctica con armas largas en la esquina -que en los últimos 15 días ya no estaba-, otra de las PAT en la puerta del Estadio Coloso Bielsa y una cuarta de la Policía Comunitaria, que recorre la zona del Parque Independencia.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas