otros deportes otros deportes
sábado 10 de septiembre de 2016

Volvió el club Pedro Molina

Tras 22 años regresó la actividad en una entidad histórica. Entre los funcionarios del proceso anterior y los actuales de Guaymallén se recuperó un club a punto de demolerse.

Después de 22 años, el básquetbol femenino interclubes retornó a las instalaciones del recuperado Club Social y Deportivo Juventud Pedro Molina y no podría haber sido de mejor manera, ya que las damas de la categoría +50 (maxibásquet) de esa entidad derrotaron a Olimpia por 57 a 51. Fue por la 2ª fecha de la segunda edición del campeonato denominado Panadero Flores, organizado por el Colegio de Árbitros de Básquetbol de Mendoza (CABM), certamen en el cual también participan Anzorena, Las Triperas (segundo equipo de Anzorena) y Lavalle.

Los colores rojo y blanco de la institución de Guaymallén fueron bien defendidos por Patricia Jofré, Marina López, María Condorí, Cristina Perrota, Estela Quintana, Natalia Zalazar, Estela Alonso y Roxana Travaglini, conducidas técnicamente por Marcos Jofré. Todos festejaron el histórico triunfo junto con la comisión directiva, encabezada por su presidenta, Griselda Dafuncchio, y su vicepresidente, Gustavo Arenas.

Esa victoria fue muy auspiciosa para Pedro Molina, ya que se dio en el marco de la vuelta de la práctica del deporte federado en ese club barrial que ya tiene 85 años, y como corolario del incansable trabajo colectivo de los vecinos de la zona para recuperarlo luego de que sufriera el riesgo de desaparecer.

El Club Social y Deportivo Juventud Pedro Molina fue fundado el 7 de agosto de 1931 y a lo largo de su existencia ha sido lugar de contención, recreación, esparcimiento, práctica deportiva y eventos culturales para toda la comunidad del distrito de Pedro Molina y alrededores, en Guaymallén.

Recientemente fue salvado por la acción conjunta de los vecinos, ya que atravesaba una grave crisis económico institucional que puso en riesgo su existencia porque sus instalaciones estuvieron a punto de ser rematadas para ser demolidas y dar paso a un emprendimiento comercial.

Eso hubiera significado perder a una institución barrial que ha estado 85 años brindando contención social sin ningún tipo de lucro. Finalmente, esta conflictiva situación se pudo encauzar y superar con el aporte municipal y vecinal.

Este proceso de saneamiento permite que hoy el club siga generando nuevas actividades y disciplinas deportivas para brindarles a sus socios, con atletas que se proyectan desde entonces a nivel nacional e internacional, como son los casos del básquet femenino y el tenis de mesa, disciplinas en las que sus jugadores compiten con éxito en el ámbito federado de Mendoza.

Es así que la recuperación del club Pedro Molina sigue avanzando a paso firme gracias a la voluntad de los vecinos que colaboraron para que en esa entidad se vuelvan a practicar diversas actividades.

Hubo una ardua labor municipal y de vecinos

"No vamos a demoler, sería una locura. Vamos a enviar técnicos para recuperar la sede del club Pedro Molina. Les vamos a ayudar a reconstruir sus instalaciones", dijo en el mandato anterior el ex intendente Luis Lobos, que se dispuso recuperar una institución emblemática en el departamento, con más de 85 años de existencia.

Entre los trabajos realizados entre el 2014 y 2015 se instaló el servicio de gas natural desde el gabinete hasta el salón de actividades. Esto permitirá pasar los fríos invernales con calefacción. También se restauraron todos los sanitarios. Por seguridad se demolieron las paredes que estaban en mal estado para volver a levantarlas. Se erigieron muros divisorios entre los baños, se construyó el contrapiso y se colocaron cerámicos en pisos y paredes. Se hizo nueva la instalación de cañerías y accesorios (inodoros y lavamanos). Por último, se está pintando todo el edificio.

Estas obras se suman a las que ya se habían hecho en el 2014, donde se pintó el exterior del predio y se reconstruyó el techo de las canchas de bocha, que corría riesgo de derrumbe.

Desde 2014 que Guaymallén empezó a recuperar el Pedro Molina. Después de algunos problemas económicos, el Municipio garantizó la continuidad de las actividades.

Desde entonces ha invertido en las refacciones edilicias, sumando también profesores de Educación Física para el dictado de talleres y clases en forma gratuita. La labor social se fue promoviendo a través de la delegación de Pedro Molina, coordinando desayunos y actividades recreativas para los niños y adolescentes de los barrios aledaños a la zona que acuden al club.

Actividades

Varios deportes: actualmente en el club Pedro Molina se pueden realizar prácticas de tenis de mesa, básquet y fútbol de salón (futsal), además del aprendizaje de danzas árabes y españolas, ballet, salsa, bachata y música. Es una contención social.

Fuente:

Dejanos tu comentario