Messi - Lionel Messi Lionel Messi
lunes 05 de septiembre de 2016

Ese maldito "pubis angelical"

El dolor que lo maltrae a Messi fue el culpable de que este lunes esté de vuelta en Barcelona y no pueda asistir al juego del próximo martes ante Venezuela, en Mérida.


Héctor Roberto Laurada (Télam).

Lionel Messi se fue del seleccionado argentino y volvió, aunque entre una cosa y otra nunca se registró una ausencia y todo se circunscribió a una fantasía real, algo así como la asombrosa cotidianeidad de su fútbol, esa que le permitió llevar al seleccionado argentino a la victoria frente al duro representativo de Uruguay pese a su pubis maltrecho y la retractación pública de una renuncia que jamás se concretó.

"Pubis angelical" fue el nombre del primer álbum solista de Charly García, el que le puso música a la película homónima de Raúl de la Torre que contó con Alfredo Alcón, Graciela Borges y Pepe Soriano como protagonistas, producto a su vez de un libro escrito por Manuel Puig en 1979.

La construcción de esta obra literaria y fílmica pasaba por las fantasías nocturnas de una mujer que soñaba alternativamente con que era una estrella de cine o una prostituta.

El pubis de Messi, ese que permite a sus piernas ser dos diábolos del malabarista que vive en él, impulsó a Argentina hacia el primer puesto de las eliminatorias sudamericanas este primer día de septiembre de 2016, jueves para más datos, y jornada inolvidable para Edgardo Bauza, porque fue el de su debut como entrenador albiceleste, marcando además y nada menos que Lío el primer gol de su "era".

Pero también fue el pubis de Messi el culpable de que este lunes esté de vuelta en Barcelona y no pueda asistir al juego del próximo martes ante Venezuela, en Mérida, que cerrará esta ventana premundialista de septiembre y abrirá la de octubre (el 6 con Perú en Lima y el 11 con Paraguay en Córdoba).

Y fue el derrotero de Messi por la selección hasta su nuevamente fulgurante aparición (y no por lo platinado de su cabellera precisamente) de la semana pasada en Mendoza, justamente una secuencia replicante de "Pubis angelical", pendulando según los logros entre la "estrella" o el "descrédito", el honor o la reputación manchada.

Lío fue "príncipe" durante todo el Mundial de Brasil 2014 y "mendigo" después de la final perdida con Alemania. Fue "as" durante el transcurso de la Copa América de Chile 2015 y "sota" tras una nueva decepción, esta vez desde los 12 pasos. Y fue "héroe" luego de volar como Súperman en los Estados Unidos hace un par de meses, y "villano" tras el penal malogrado en la definición del certamen nuevamente ante la "roja" trasandina.

Y esa última vez se "paró de manos", pero en vez de sacarse el traje de "superhéroe", se lo dejó puesto para proteger "a los suyos", a los que él capitanea, y declamó una renuncia que lo volvió a poner contra la pared, mientras sus compañeros podían salir en libertad ante las críticas que inexorablemente iban a caer nuevamente sobre ellos por la tercera final perdida en tres años consecutivos.

Fuente:

Dejanos tu comentario