Un Sapito anda cerca

Independiente Rivadavia tiene todo acordado de palabra para que Hernán Encina se sume al plantel. El experimentado volante está en conflicto con Talleres.

Uno de los últimos puestos a cubrir era el de volante por izquierda en Independiente Rivadavia y
aunque el que consiguió puede jugar por los dos carriles, no deja de ser una buena noticia el nombre que arribará al Parque. El experimentado Hernán Encina podría convertirse en el ¿último? refuerzo
de la Lepra.

El Sapo tiene todo acordado de palabra con los dirigentes azules y si destraba su conflictiva salida de Talleres de Córdoba, en las próximas horas se sumaría al plantel que dirige Martín Astudillo.

El jugador surgido en las divisiones inferiores de Rosario Central, pero de dilatada trayectoria – también vistió los colores de Godoy Cruz en las temporadas 2008/10–, tiene una mala relación con el presidente del club cordobés, Andrés Fassi, y esto habría sido el detonante para que Encina decida marcharse de la ciudad Mediterránea.

Las declaraciones cruzadas entre el controvertido Fassi y el volante, habrían hecho que su estadía se haga insostenible en Talleres.

El mediocampista arribó la temporada pasada a la T y si bien le costó ponerse en ritmo de competencia,
cuando jugó, lo hizo muy bien, aportando su cuota de buen fútbol. Sólo jugó 7 partidos y convirtió un gol.
Consiguió el ascenso a primera división.

Si finalmente Encina logra desprenderse de Talleres y se suma al Azul, el club del Parque se retiraría

La búsqueda de un volante por izquierda se le había hecho difícil a la Lepra, pero sin dudas que si se da el arribo de Encina, quedará más que satisfecha. Además, el rosarino puede cumplir otras funciones en el
medio campo.

Las próximas horas serán determinantes para que se concrete la llegada de la flamante incorporación
de los Azules.

Indudablemente, un refuerzo de lujo y jerarquía.
Fuente:

Dejanos tu comentario