La Lepra dejó una buena imagen pero no pudo con Guillermo Brown

Independiente Rivadavia perdió 1-0 producto al tanto de Tobías Figueroa a los 3 minutos del complemento luego de un centro que tuvo la ayuda del viento.

Embed

Independiente Rivadavia cayó derrotado en su visita a Guillermo Brown de Puerto Madryn por 1-0, en un partido válido por la primera fecha del Nacional B, pero dejó una buena imagen ya que mereció al menos llegar al empate.

El único tanto lo marcó Tobías Figueroa a los 3 minutos del complemento luego de un centro que con la ayuda del viento se terminó colando en el arco de Cristian Aracena.

El primer tiempo fue completamente parejo donde los equipos se estudiaron más de lo que jugaron ya que ninguno supo dominar las acciones y tampoco crear situaciones claras de gol.

El complemento comenzaba con la misma tónica pero desafortunadamente para la Lepra el viento aportó lo suyo a los tres minutos cuando un centro de Figueroa se desvió y llegó el 1 a 0 del local.

Un minuto más tarde llegó la reacción del Azul. Diego Cardozo capturó un rebote que fue desviado milagrosamente en la línea del arco defendido por Andrés Mehring.

Con mucho ímpetu el equipo dirigido por Martín Astudillo fue en busca de la paridad pero siempre encontró una defensa que sacó todo el peligro que llegaba al área de Brown. Lógicamente la desesperación de independiente lo llevó a cometer algunas desatenciones en el fondo que podría haber terminado en algún gol del local.

El DT leproso metió mano y mandó en cancha a Fausto Montero, Adrián Fernández y Emanuel Reinoso para darle más aire al ataque en busca de la tan deseada paridad.

Con el correr de los minutos el Azul fue pero no encontró la llave del gol y se quedó con las manos vacías pero dejó una buena impresión teniendo en cuenta que es un equipo casi nuevo.

Sin mucho para reprochar Independiente Rivadavia ya deberá poner la cabeza en el próximo partido ante All Boys, rival directo en la zona de los promedios que también arrancó perdiendo como local ante Boca Unidos.

La nota triste de la tarde fue el golpe que sufrió Facundo Curuchet con una de las paredes del estadio Raúl Conti ya que tuvo que ser trasladado hasta un hospital de la ciudad para que se le realizaran los estudios correspondientes. Lo más importante es que el jugador estuvo siempre consciente y este lunes emprenderá el vuelo de regreso hacia Mendoza.

Embed
Embed


Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas