Juegos Olímpicos - Río de Janeiro Juegos Olímpicos
miércoles 10 de agosto de 2016 REAKTOR NUEVO

Los Pumas '7 aplastaron a Brasil 31 a 0 y clasificaron a cuartos

La Selección argentina de Seven, con el mendocino Axel Müller, derrotó al equipo y se metió en la siguiente fase de los Juegos Olímpicos.

El seleccionado argentino de rugby seven, Los Pumas '7, no pasó ningún contratiempo y accedió a los cuartos de final de la competencia de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, luego de arrollar por 31-0 a su par de Brasil, en un encuentro de la última fecha del grupo A.


En el estadio de Deodoro, el extenso Complejo Militar simil Campo de Mayo que se encuentra en la zona Oeste de Río, el equipo albiceleste no tuvo problemas para exhibir su mayor jerarquía individual y colectiva.

El equipo argentino finalizó segundo en la zona, detrás de Islas Fiji, que a posteriori venció en forma ajustada a los Estados Unidos, por 24-19

El rival de cuartos de final de Los Pumas será Gran Bretaña, que derrotó a Nueva Zelanda, por 21-19, y se adjudicó el grupo C.

Tan sólo durante los 5 minutos iniciales, en los que sostuvo el ingoal invicto, el conjunto brasileño, conducido por el argentino Andrés Romagnoli, pudo mantenerse en partido.

Pero bastó que Axel Muller corriera por izquierda y marcara el primer try a los 5m., para que la Argentina concretara un triunfo lógico y convincente ante un rival de muchísima menor valía.

Llegaron otros cuatro tries más, cortesías de Gastón Revol, Santiago Alvarez, Germán Schulz y Nicolás Bruzzone. Además el cordobés Revol (La Tablada) aportó tres conversiones.

La alineación principal comprendió a Fernando Luna, Santiago Alvarez, Axel Muller, Matías Moroni, Gaston Revol, Bautista Ezcurra y Juan Imhoff. Luego entraron Nicolás Bruzzone, Franco Sábato, Juan Pablo Estelles y Germán Schulz.

Nuevamente, el público argentino acompañó fervorosamente alentando a "Los Pumas", en una concurrencia estimada en las mil personas, de las cuales la mitad, tranquilamente, eran adherentes a la bandera celeste y blanca. Las ciudades que se identificaron con banderas fueron Ushuaia, Mendoza, Neuquén, La Plata, Mendoza y Córdoba, entre otras.

Hubo algún que otro cántico que hizo hincapié en la histórica rivalidad sudameriacana entre los dos gigantes del deporte. Aunque la mejor imagen se vio al final cuando los dos planteles posaron juntos para la foto, una vez concluido el partido.

"El mensaje que queremos dar es que solamente somos adversarios en la cancha. Después no debe haber barreras para que nos relacionemos sin inconvenientes", apuntó Revol a Télam.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas