Juegos Olímpicos - Río 2016 Juegos Olímpicos
domingo 14 de agosto de 2016

La maratón femenina de Río tuvo presencia argentina

Las atletas Rosa Godoy y Viviana Chávez terminaron por debajo de las cien primeras, mientras que María de los Ángeles Peralta, que corrió lesionada, abandonó.

Las atletas argentinas Rosa Godoy y Viviana Chávez quedaron este domingo por debajo de las cien primeras clasificadas en el Maratón femenino de los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016, mientras que María de los Ángeles Peralta, que corrió lesionada, abandonó, en una competencia que estuvo signada por una gran cantidad de deserciones por deshidratación y golpes de calor.

La cordobesa Godoy fue la mejor en el puesto 110 (2:52:31), la sanjuanina Chávez la siguió en la posición 125 (3:03:23) y la marplatense Peralta abandonó cuando promediaba el kilómetro 20 y se situaba 146ta.

La ganadora del Maratón fue la keniata Jemima Jelagat SumGong, con un tiempo de 2 horas, 24 minutos y 4 segundos, seguida de la bahreiní Eunice Kirwa (2:24:13) y de la etíope Mare Dibaba (2:24:30).

Rompiendo con la tradición de que el Maratón culmina en el Estadio Olímpico, los organizadores de Río 2016 eligieron que el recorrido finalizara en el Sambódromo luego de recorrer los lugares mas emblemáticos de la capital carioca.

A diferencia de cómo se hace normalmente, la competencia no se inició temprano, para aprovechar las bajas temperaturas y que el sol todavía no esta en su esplendor, sino que se inició a las 9.30, cuando el calor se hacía sentir, y finalizó en pleno mediodía, con un cielo libre de nubes y cuando los rayos solares lastimaban la piel, obligando a todos a buscar reparo de cualquier manera.

Con una temperatura que rondaba los 30 grados y una humedad del 80 por ciento, no extrañó que las competidoras se desplomaran desmayadas apenas cruzaron la línea de meta y tuvieran que ser trasladadas en camillas a los centros de atención o sufrieran golpes de calor, sobretodo atletas europeas de países poco acostumbrados a temperaturas tan tropicales.

"Cruzar la meta fue sentirme olímpica de una buena vez por todas. En la carrera no sentí el calor. Tuve calambres a partir del kilómetro 28. Cosas que pasan. El entrenamiento y la puesta a punto fueron muy bien. Los puestos de agua estuvieron muy bien", dijo Godoy, bastante extenuada.

La cordobesa destacó que "fue muy bueno y emotivo recibir el aliento de los argentinos" porque "eso ayuda a cruzar la meta".

Una de las dos maratonistas debutantes en estos Juegos comentó: "Este Juego, al ser el primero, tiene muchos sentimientos. No sólo en lo deportivo, que hay gente que acompaña y hay gente que debería estar apoyándonos y no nos apoya".

Godoy compartió los primeros kilómetros de carrera con Peralta y contó: "Después del 16 ó 17, me dijo que me vaya, que ella iba a mantener el ritmo ahí. Después la busqué, y no sé, no me esperaba que abandonara. La verdad es que es una pena, porque ella pensaba en retirarse ahora. Le deseo lo mejor en su vida y en lo deportivo".

La oriunda de Villa Carlos Paz se mostró feliz por el hecho de que tres mujeres hayan compartido el Maratón: "Demuestra que están haciendo las cosas bien, y que el mediofondo y el fondo están luchando por ganarse un lugar".

Por su parte, Viviana Chávez, que corrió con un espolón y una fascitis plantar en su pie derecho, resaltó que la carrera "se sufrió mucho" y que, más allá de la molestia física, "no quería dejar de correr".

"Estoy muy feliz. Venía con una molestia en el talón desde el kilómetro quince, que la sufri y la padecí. Me dije: ¿Qué hago?, ¿abandono?. No, me costó mucho llegar hasta acá y tengo que terminar, aunque sea en 3 horas cuarenta, pero termino. Así me lo propuse", manifestó, con un satisfacción del deber cumplido que se le reflejaba en el rostro.

En cuanto a las exigentes condiciones climáticas contó: "Desde el kilómetro 6 o 7 empecé a ver chicas abandonando. Solamente me concentré en hidratarme mucho y mojarme a cada rato para no sufrir el calor. La verdad, con un día así, es imposible correr".

"Corrí concentrada en que quería llegar, nada más. Sabía que no era un día para buscar marcas ni mucho menos. Así que había que llegar, sabiendo que hay mucha gente detrás de esto, que apoya y que esta pendiente. Personalmente quería terminar esta carrera", dijo, al tiempo que agregó: "Cuando cruce la línea de llegada se me vino todo a la cabeza. Dije, soy olímpica".

La sanjuanina se tomará unos días de descanso y luego comenzará a preparar los próximos Juegos Olímpicos: "Creo que me queda mucho camino por recorrer. Esto me motiva a empezar a preparar Tokio 2020".

"Es un Juego Olímpico y las cosas que se buscan son otras. Se busca que sea un espectáculo para la gente y la televisación para otros países, no para establecer marcas o records", explicó Peralta, algo más relajada, cuando se la consultó sobre el clima y el horario de la competencia.

Y concluyó: "Siempre elegimos maratones que se largan a las 7 de la mañana con 14 grados y fijate lo que fue esto. Después me entere que muchas se retiraron de prueba por el calor".

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas