futbol futbol
jueves 04 de agosto de 2016

"Dios se llevó un ángel al cielo"

Juanchi Pelaytay, un jugadorazo. Todos recuerdan con mucho amor y cariño al pequeño futbolista de 13 años del Bº Tamarindo y Talleres

Con la cinta de capitán en su brazo derecho, Juan Francisco Pelaytay salía jugando desde el fondo, con la cabeza levantada y estampa de crack. Todos lo recuerdan así, por su entrega y garra en el campo de juego, su enorme pasión por el fútbol y por ser muy querido por todos sus amigos del Bº Tamarindos, de la escuela Tomás Godoy Cruz y del Club Andes Talleres.

Con muchísimo dolor y tristeza, Juanchi Pelaytay fue despedido en la noche del miércoles por sus papás, Oscar y Mónica, otros familiares y amigos.

Por esas inexplicables gambetas del destino, el pequeño jugador de 13 años se desvaneció durante una práctica de fútbol del club azulgrana y horas más tarde falleció en el hospital Gailhac, de Las Heras.

Su hermano Nicolás escribió en Facebook: "Nos dejaste con tan solo 13 añitos... Dios es tan injusto con personas tan queridas como vos. Los viejos están destruidos y los tíos ni hablar. ¿Por qué te nos fuiste? ¿Por qué? Eras una bestia, adentro y afuera de la cancha. Todos te recordarán como "¡Ah!, ese es el de Tamarindos, el que le pega rebien a la pelota", agregó.

"Te fuiste al cielo en donde todos los cracks quieren jugar en una cancha. Te llevaré en mi corazón por siempre, mi hermanito del alma. Dios se llevó un ángel al cielo", el mensaje de Nico Pelaytay para su hermano Juan Francisco.

Fuente:

Dejanos tu comentario