futbol futbol
jueves 21 de julio de 2016

Con Menotti, Chila y el Gato Oldrá

River Plate presentaba al DT y a su plantel. Hubo una gran renovación en el plantel millonario, que tuvo 16 incorporaciones, con figuras de mucha experiencia y trayectoria. Entre ellas estaba Oldrá

Lucio A. Ortiz
ortiz.lucio@diariouno.net.ar

César Luis Menotti era presentado y asumía como el nuevo entrenador de River Plate. En el centro de la cancha, el DT, que había sido campeón del mundo en ese mismo lugar diez años antes, estaba feliz en los días de julio de 1988.

Los jugadores del plantel del Millonario como Jorge Gordillo y Jorge Borelli se saludaban con los muchachos nuevos que llegaban con ropa de calle. Julio Zamora y Horacio Basualdo venían de Newell's Old Boys, el Loco Carlos Enrique llegaba de Independiente de Avellaneda. Se conocían como rivales pero ahora los juntaba el césped del Monumental y a los que llegaban de Córdoba: el Pastor Julio Bevilaqua, precedido por los goles que convirtió en Talleres; Enrique Carucha Corti, volante de Instituto, y José Tiburcio Serrizuela, un defensor de gran pegada del Racing cordobés.

La dirigencia de River Plate, que había apostado a Carlos Griguol como entrenador en la campaña anterior, había decidido volver al fútbol ofensivo y buscaron a Menotti para retomar el rumbo. Pero el técnico debía armar un equipo nuevo y tenía potencial con 16 refuerzos. Jorge Pipa Higuaín (padre de Gonzalo) volvía tras su paso por el fútbol francés (Stade Brestois 29); La Vieja Gerardo Reynoso (Independiente), el uruguayo Jorge Polilla Da Silva y hasta dos jugadores provenientes de Boca como Jorge Rinaldi y el boliviano Milton Melgar se incorporaban al equipo Millonario.

El 16 de julio de 1988, entre esas figuras, estaba un muchacho mendocino que sólo se había mostrado en algunos torneos del interior y había sobresalido en Godoy Cruz. Daniel Walter Oldrá había pasado a River Plate y tenía que luchar el puesto con defensores conocidos.

También habían contratado a dos campeones mundiales de México 1986. Claudio Borghi prometía rabonas tras su paso por Como y Milan de Italia y Neuchatel Xamax de Suiza y Sergio Checho Batista (Argentinos) quería ser el dueño de la camiseta 5.

También estaba entre los nuevos posando para las fotos el prometedor arquero paraguayo José Luis Chilavert, que ya había mostrado su calidad en San Lorenzo.

Unas semanas después se sumaba Daniel Passarella, tras jugar en Fiotentina y el Inter, de Italia. Volvía tras 6 años en Europa para cerrar su carrera como futbolista.

"Vengo a aportar lo mejor de mí, para no defraudar a los que confiaron para traerme a River", le decía Oldrá a un periodista de la revista Sólo Fútbol . "Yo sé que me va a costar mucho ser titular, que tengo adelante a jugadores de mucha más trayectoria y jerarquía . En este momento el objetivo que me planteo es convencer al técnico y a los dirigentes para que a fin de año hagan uso de la opción y me quede definitivamente en el club".

Y agregaba: "El nivel de competencia que tenemos en Mendoza es inferior. Allá todos tienen que tener otro trabajo porque con el futbol solo no alcanza. Acá todo está armado para que el jugador deba preocuparse nada más que por jugar".

De todos el que nunca pudo debutar en River fue Chilavert. El pase se complicó porque al arquero Sergio Goycochea, que iba a pasar a San Lorenzo como parte de pago, no pudo pasar la revisión médica en ese momento por una lesión en un hombro. Además Goyco no estaba a gusto en el club de Boedo. El pase del paraguayo no se hizo y volvió a San Lorenzo para pasar a Zaragoza de España.

Daniel Oldrá estuvo en River Plate hasta mediados de 1991, cuando pasó al Blooming de Bolivia. A fines de 1988 River pagó la opción de 100 mil dólares por su pase.

Passarella jugó un año más en los Millonarios (torneo 88-89) y fue uno de los que más apoyaron a Oldrá en River Plate.

Contaba Oldrá en alguno de los encuentros con este periodista en Buenos Aires, durante las campañas de Maipú en el Nacional B, que: "Daniel Passarella me pasa a buscar todos los días para ir a las prácticas, me dice que yo voy a ser su sucesor. Viene en un auto que trajo de Italia y sabés que el otro día tomó velocidad en la autopista cuando no venía nadie y frenó de golpe para saliera un paracaídas y lo frenara más. Una barbaridad".

El Gato en dos años y medio jugó nada más que 6 partidos oficiales por los torneos de AFA, en donde debutó el 2 de julio de 1989 en la Liguilla Prelibertadores frente a Argentinos Juniors en el estadio de Vélez Sarsfield.

River formó con: Comizzo; Basualdo, Higuaín, Passarella y Oldrá; Corti, Serruizuela, Zapata y J.J. Borrelli; Zamora y Centurión con Mostaza Merlo de DT. Para Argentinos Juniors jugaron: Goyén, Cejas, Cáceres, Lorenzo y Mac Allister; Cagna, Redondo, Rudman y Castillo: Dertycia y Ereros en el equipo de N. Veiga..
River ganó 1 a 0 con gol de Centurión a los 2 minutos.

Oldrá tuvo 4 presencias en dos ediciones de la Copa Libertadores. En 1990 (dos contra los Rojos de Avellaneda) y 1991 (dos contra Bolívar).

La vida futbolística quiso que Oldrá regresara a Mendoza, en donde sumó muchas alegrías como jugador, director técnico y coordinador. Pero estuvo y jugó en River.
Fuente:

Dejanos tu comentario