A la Lepra no le fue bien con Maipú

Independiente Rivadavia se midió en un amistoso con el Cruzado en el Omar Higíneo Sperdutti. Mirá cómo terminó el partido.

Independiente Rivadavia y el Deportivo Maipú disputaron un amistoso de pretemporada en el Omar Higíneo Sperdutti que, como prueba, terminó siendo más favorable para el Cruzado.

El juego se desarrolló a dos tiempos de 40 minutos y en ambos triunfó el local, que en el global se impuso 4 a 1.

Martín Astudillo paró en el arranque a Aracena, Viscarra, Agüero, Masoero, Sánchez, González, Dolci, Villarreal, Cerutti, Reinoso y Cardozo.

Mientras que Sperdutti puso en cancha a Gómez, Castellano, Berardo, Benítez, Montaña, Amaya, Fernández, Roques, Sanfilippo, Gómez y Vuanello.

Esta primera etapa quedó en manos del Botellero, que con los goles de Sanfilippo y Vuanello se impuso 2 a 1. El tanto leproso estuvo a cargo de Reinoso.

Tras algunos incidentes por roces y entradas fuertes, se pudo llevar a cabo la segunda parte, en la que el Azul presentó un equipo totalmente distinto. Literalmente, Astudillo metió once cambios: Villamil, Navas, Bustamante, Silva, Parisi, Daher, Medina, Centurión, Córdoba, Minich y Gautier salieron a probar suerte.

Maipú mantuvo gran parte del esquema titular, pero después el Gringo aprovechó para meter mano. Y los ingresos rindieron: Lucero y Parisi anotaron dos goles más, para el resultado definitivo del partido.

"Todo sirve para seguir mejorando" dijo Astudillo en Ovación 90, por Radio Nihuil, a pesar del marcador. "Con Maipú tuvimos errores puntuales. La idea era que todos tuvieran oportunidades de jugar, no es un boceto del once titular" aclaró el entrenador leproso.

"Pretendemos seguir mejorando ciertas cosas", afirmó. Respecto de la incorporación de Diego Cardozo, refirió: "Lo hicimos trabajar diferenciado porque venía sin ritmo, pero sin dudas nos da un salto de calidad".

"Todo refuerzo será bienvenido para mejorar el nivel del equipo. Estamos viendo qué puestos hay que reforzar, estamos tramitando pero no es fácil. Es muy difícil sacar a los jugadores de sus clubes", se sinceró.

También habló de la inesperada situación en el arco de Independiente, a raíz de la fractura de Scapparoni: "Hay que adaptarse a las situaciones, es complicado para él y para nosotros. En esa posición estábamos tranquilos. Tuvo mala fortuna y habrá que ver cuánto tiempo va a estar parado para definir la situación", explicó.

Por el lado de Maipú, a Martín Gómez le tocó enfrentar a su antiguo club. "El partido sirve para ir aflojándonos, para agarrar la idea del técnico. Estamos contentos con el funcionamiento que vamos llevando, estos partidos los usamos para tratar de soltarnos y llegar de la mejor manera al inicio del torneo", declaró tras el triunfo botellero.

"Hubo mucha garra, la actitud que se mostró fue muy buena. Vamos a pelear hasta el final", aseguró. Además, respondió sobre los incidentes que se registraron sobre el final del primer tiempo del amistoso: "A mí no me gusta que me peguen, pero son cosas que quedan dentro de la cancha", concluyó.

A mi no me gusta que me peguen, pero son cosas que quedan dentro de la cancha.

Fuente:

Dejanos tu comentario