Federal A - gimnasia mendoza gimnasia mendoza
viernes 19 de mayo de 2017

"Por mi cabeza pasa ese momento"

El Lechuga sueña. A dos partidos del final, Darío Alaniz, DT de Gimnasia y Esgrima, dijo que "en los momentos más difíciles estos jugadores siempre sacaron a relucir lo mejor"

Lorena Sidoti
sidoti.lorena@diariouno.com.ar


¿El Lobo de los milagros? No. El Lobo del trabajo, de la entrega, del esfuerzo. El Lobo que sacó chapa, afiló sus colmillos y mordió en los momentos de riesgo. En esos en los que se vio acechado más bien por la opinión de algunos descreídos más que por sus propias dificultades.

Ya tres veces Gimnasia estuvo a punto de morder el polvo. Cuando su DT era cuestionado, cuando parecía que no se metía entre los cinco mejores, y ahora, cuando pareció perder la fuerza muy cerca de la meta. Y en todas ellas los dirigidos por Darío Alaniz callaron voces y siguieron mirando al frente sin perder de vista la presa.

"Los muchachos me demuestran que siempre dan un extra, y en los momentos más difíciles siempre sacaron a relucir lo mejor . Estos jugadores tienen una personalidad tremenda. Cada vez que están apretados siempre sacan a relucir algo más, un plus, y ponen a este equipo y a este club en boca de todos", dijo Alaniz, inflando el pecho, recién arribado a Mendoza, distendido tras el triunfo en Santiago del Estero sobre Mitre.

–¿Son hijos del rigor? Cuando pusiste el ultimátum ante Alvarado, cuando parecía que se quedaban afuera, ahora ante Mitre ¿Los mejores partidos en los peores momentos?
–Hubo otros muy buenos partidos. Como con Unión de Sunchales, cuando de visitantes remontamos un 0-2, cuando le ganamos a Maipú 2 a 0 en su cancha en la primera etapa, el de la Copa Argentina con Quilmes mostrando un carácter bárbaro. La confianza del cuerpo técnico a estos jugadores está firme y la fe intacta.

–¿Pensaste que se les escapaba?
–Siempre se te pasa por la cabeza, pero realmente esta vez no me pasó. Dentro del campo de juego veía que los muchachos estaban compenetrados, que no se les iba a escapar. Lo jugaron muy bien de principio a fin. Sabíamos perfectamente que nos íbamos a traer los tres puntos.

–¿Salió el partido que esperaban?
–Sí, salió tal cual lo habíamos planteado. De hecho cambiamos el esquema táctico que veníamos usando de 4-3-1-2 a un 4-4-2. Tuvimos que sacarlo a Sergio (Oga) porque necesitábamos un equipo más paradito y salir de contragolpe por las bandas con velocidad. Y todo eso se dio.

–Con Palacios Alvarenga todo es más fácil...
–Pablo está pasando un buen momento. Sigue ratificando por qué es el goleador del Federal A. Tuvo un gran acompañante como es Iván Agudiak, quien cada vez que lo necesitamos se anota también en la red.

–Cucchi, Agudiak... Los dos responden, un problema para vos ...
–Es gratificante, mirar hacia atrás y verlos a Sergio Oga, a Pato Cucchi que es nada menos que goleador también. Eso nos tranquiliza, porque si no salen las cosas adentro, sabemos que en nuestras espaldas tenemos la solución.

–¿Cómo no ilusionarse?
–No me gusta hacer futurología, pero por mi cabeza pasa ese momento de que ojalá se nos pueda dar, ese momento que estamos buscando, de lograr el objetivo principal. La gente se ilusiona, nosotros también, pero nos faltan dos partidos que tenemos que ganar.
Fuente: