Carlos Tevez - Boca Carlos Tevez
miércoles 28 de septiembre de 2016

Tensión en Boca por una frase que no llegó en el momento adecuado

Carlos Tevez preocupó al mundo Boca con las palabras que tiró en la previa de un choque trascendental para el futuro del equipo.

En una Mar del Plata que amaneció lluviosa y fría, últimos coletazos de un invierno que no se quiere ir, las palabras de Carlos Tevez anunciando la posibilidad de su retiro del fútbol a fin de año retumban todavía en las paredes del hotel Costa Galana, donde se hospeda Boca a horas de un partido ante Lanús que será clave para su futuro.

"Estoy pensando en retirarme a fin de año" dijo el "Apache" y sonrió para luego aclarar: "No es una decisión tomada. Me da muchas ganas aún de entrar a La Bombonera y sentir el aliento del hincha de Boca".

Tevez dijo algo que hace rato viene pensando, para algunos que conocen los vericuetos del mundo Boca eligió el momento apropiado, antes de un partido importante y para marcar líneas de cara al futuro.

"No puedo decir nada de Tevez. Solo pienso en el partido", dijo cauto el entrenador Guillermo Barros Schelotto, quien un día antes había endulzado los oídos de "Carlitos" diciendo que era el mejor jugador del país.

El entrenador, cuando salió la sanción de tres fechas de suspensión para Tevez, comento en conferencia de prensa: "Estoy de acuerdo con las tres fechas que le dieron. Siempre pedimos que la justicia actue y si el reglamento dice eso hay que aceptarlo".

Sin embargo el '10' de Boca no piensa lo mismo: "A mi me sancionaron los periodistas no el Comité" en forma sugestiva y una vez más opinando distinto a su técnico.

Todavía se recuerda aquella frase de Tevez: "Benedetto no puede jugar de extremo" después de la caída de Boca en Quito ante Independiente del Valle por semifinales de la Copa Libertadores y cuando el Mellizo había dicho que en América de México había jugado a veces en esa posición y que lo podía hacer de buena manera.

Miradas distintas, palabras opuestas, cuando el "jugador del pueblo" expresa que esta cansado tendrá que ver su relación con el entrenador dentro de ese cansancio, será un aporte más para tomar una decisión a los 32 años y que evaluará junto a su familia.

"En mi equipo es Carlitos y diez más" dijo el presidente de Boca Daniel Angelici como inyección de animo, después que Boca perdiera en la primera fecha del torneo oficial 1 a 0 ante Lanús y a Tevez ya se lo veía molesto.

Angelici, quien el lunes se tomará una licencia hasta el 16 de octubre para viajar a Japón y Turquia, hizo lo imposible en el tribunal de disciplina para que se le reduzca la pena a Tevez, en opinión distinta al técnico.

Para el, dicen los que lo conocen bien, los dichos de ayer del ídolo no fueron sorpresivos, más allá que un Boca sin Tevez no entra en sus cálculos y sigue pensando que seguirá un par de años más.

"Royco" Ferrari, vicepresidente primero de Boca y quien quedara a cargo del club mientras este de licencia el presidente, se mostró cauto ante las palabras del ex jugador de la selección. "No estábamos al tanto del contenido de las declaraciones que iba a hacer Tevez", le dijo a Télam.

Y agregó que "cada jugador expresa lo que quiere y puede hablar con libertad. Tevez es un ser humano, no una máquina, y puede tener un bajón futbolístico como cualquiera. así que hay que cuidarlo".

Nadie más que Carlos Tevez sabe la importancia de sus palabras de ayer y que más allá del resultado y el juego de él y de Boca de este miércoles, los que lo rodean, dirigentes, cuerpo técnico y compañeros, saben que esta cansado y con ganas de irse.

¿Cambiara algo de acá a diciembre? ¿El mundo Boca lo contendrá o dejara librado a su máximo ídolo a tomar una decisión por si solo? Seguramente una vez más los resultados futbolísticos tendrán algo que ver, pero también las relaciones humanas con sus virtudes y miserias pondrán en la balanza la decisión final.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas