boxeo boxeo
viernes 23 de septiembre de 2016

Yoni Barros se va para Japón por otra corona

Pelea en Tokio el 3 de octubre. Hoy parte el pupilo de Chacón a enfrentar al local Hosono en eliminatoria por el título pluma FIB


Raúl Adriazola

adriazola.raul@diariouno.com.ar


El momento por fin llegó para el ex campeón mundial Jonathan Víctor Barros (40-4-1, 22 KO), que quiere volver a saborear la gloria, porque siente merecerla y, sobre todo, porque está listo. Quien se coronara titular pluma AMB en diciembre del 2010 ha alcanzado una gran madurez deportiva y personal y buscará derrotar a Satoshi Hosono en Tokio, el próximo 3 de octubre, para poder sí finalmente ir por el campeón de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), el galés Lee Selby.

La FIB había determinado a fines del año pasado una eliminatoria entre Barros y el estadounidense Eric Hunter, quienes ostentaban el puesto 4º y 3º, respectivamente en el escalafón pluma de la entidad (los puestos 1º y 2º estaban vacantes), para que el ganador retara al británico Selby. Esta pelea fue pospuesta en varias ocasiones por supuestas lesiones de Hunter, quien luego y sorprendentemente fue directamente a pelear por el título, el 9 de abril de este año, pleito que fue ganado por el campeón en fallo unánime tras los 12 asaltos.

Hoy a las 11, Jonathan Barros, su entrenador, y Pablo Stahringer, su preparador físico, estarán juntos en la terminal de ómnibus, para iniciar el larguísimo viaje a Japón. Primero deberán dirigirse al aeropuerto de San Juan vía terrestre, de allí a Buenos Aires, donde pasarán una noche, para mañana, a las 20, partir de Ezeiza a Tokio, ciudad que trae buenos recuerdos para el pugilismo argentino y mendocino, precisamente porque allí lograron sus coronas ecuménicas los mendocinos Pascual Pérez y Nicolino Locche y el porteño Horacio Accavallo.

Sobre el viaje en sí, el propio Yoni Barros desestimó que lo afectara. "He tenido otros viajes duros, cuando no sabía cómo trabajar en cuanto a lo alimenticio, pero hoy gracias a Dios tengo un equipo muy bien armado y profesional, donde se incluye a mi nutricionista, Carlos Quevedo, el que me ha ayudado de manera espectacular y eso es fundamental para afrontar viajes tan largos", explicó el púgil del barrio Lihué, que se iniciara con Ramón Balbino Soria.

Luego Barros destacó el aspecto anímico con el que viaja, al decir: "Nunca en mi carrera me había preparado así. Se trabajó en conjunto, aquí en el gimnasio, que sin menospreciar es el mejor del país por la proyección internacional que tiene. He guanteado con profesionales del primer nivel, y como plus pude trabajar con el equipo olímpico cubano, que ganó tres medallas de oro y tres bronces en Río 2016. Y la preparación no fue sólo en el gimnasio, ya que hasta participó mi esposa, Karen, que desde casa me empujó anímicamente y me cuidó en las comidas y esas cosas", manifestó Barros, que se encamina en busca de su segunda corona mundial.

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas