musica - Buenos Aires Buenos Aires
lunes 18 de septiembre de 2017

The Kills revivió al post-punk

El grupo The Kills ofreció anoche un enérgico show en Ciudad Cultural Konex (Buenos Aires), en donde puso en juego todos los elementos característicos del post-punk, con vibrantes interpretaciones que se caracterizaron por las poderosas bases electrónicas, la supremacía del sonido distorsionado de las guitarras, coqueteos con el art-rock y el excitante despliegue sobre el escenario de sus integrantes.

El dúo conformado por el soberbio guitarrista británico Jamie Hince y la carismática vocalista estadounidense Alison Mosshart desplegó un apasionante set de casi una hora y media, basado en las canciones que integran sus cinco discos de estudio, que dejó satisfecho al fiel público que copó el patio del recinto ubicado en el Abasto.

De esta manera, el particular combo saldó la deuda dejada en 2011, cuando sólo pudo brindar una breve actuación a la luz del día, en el contexto de una hiperpoblada grilla del Personal Fest, que los relegó a un escenario marginal.

A diferencia de aquella ocasión, en la que Hince y Mosshart se presentaron solos en escena, con el deber de tener que ocuparse de las bases programadas, la percusión, las guitarras y las voces, esta vez fueron acompañados por un baterista y un bajista/programador que liberó a la dupla principal para desplegar sus virtudes.

En este sentido, el británico dio una acabada muestra de cómo no son necesarios explosivos solos para destacarse como un gran guitarrista, con una variedad de recursos y buen gusto a la hora de disparar riffs y fraseos que sirven de sustento para cada una de las composiciones.

Sin embargo, Mosshart es la que logra acaparar todas las miradas, con sus frenéticos movimientos, su carisma, sus virtudes como cantante punk y un particular sex-appeal que rompe todos los moldes.

The Kills en Argentina | 17/09/2017 [Primera Parte] CIUDAD CULTURAL KONEX

En un setlist que incluyó "Heart of dog", "Kissy Kissy", "Baby says", "Tape song", "Echo homo" y "Monkey 23", entre otros, las interpretaciones se destacaron por las monolíticas bases, conformadas por una batería en donde predominaron los golpes de tambores y bombos y el escaso uso de platillos, un bajo que acentuó esa labor y sonidos electrónicos programados.

Con ese soporte, la guitarra de Hince protagonizó el plano instrumental, con power chords, slides, percusivos toques y armónicos, entre otros recursos, sobre el que Mosshart pudo lucirse en el aspecto vocal.

Pero además, el look del dúo protagónico y sus poses y bailes sobre el escenario acercó a la banda a una propuesta ligada al art-rock, no tanto por una cuestión conceptual, sino por cuidar algunos items estéticos no muy tenidos en cuenta por otras bandas del género.

"Son asombrosos", expresaron tanto Hince como Mosshart ante un excitado público que prácticamente obligó al dúo a unos bises que, de acuerdo al setlist desplegado en otros países, no siempre forma parte del show de la banda.

La gira sudamericana de The Kills continuará con una serie de conciertos en Brasil, que incluye una participación en el Rock in Río, para luego emprender el regreso a Estados Unidos, en donde será parte del festival Cal Jam, en California, organizado por Foo Fighters.

Sin embargo, la relación establecida ayer con el público local dejó la sensación de que el dúo no dejará pasar mucho tiempo para regresar a la Argentina.
Fuente: Télam

Más Leídas