musica musica
domingo 12 de junio de 2016

"Soy un difusor por naturaleza"

El DJ y productor revela cómo fue grabar el disco Tangamente, de Omar Mollo, que acaba de ganar un Gardel y que sonará en Mendoza.

El oído fino de quien está detrás de las consolas es esencial a la hora de llevar al éxito un trabajo discográfico. Esa fina y sensible tarea de productor muchas veces puede quedar opacada ante la figura del artista en cuestión. Y sobre todo si hablamos de un "pez gordo" de la escena como es el mundialmente celebrado cantante argentino Omar Mollo.

El hermano de Ricardo se alzó esta semana con el Premio Gardel 2016 en la categoría Mejor Álbum Artista Masculino de Tango por su disco, Tangamente. Y la persona que estuvo detrás de esa labor hoy elogiada en el país y ya admirada en Europa es Alejandro Pont Lezica.

Sin embargo, Alejo es de esos productores que sí conocen la fama en carne propia cuando en los '70 y '80 firmaba autógrafos al salir de las discos más populares del país, siendo entonces más solicitado que hoy una estrella de rock. Porque era el "rey de las bandejas", en una época de gran exposición para los DJ.

Así que hablamos con Pont Lezica para que nos revele el detrás de escena de Tangamente, su permanencia en las consolas y los proyectos que lo esperan, entre ellos que Omar Mollo visite a fines de año la provincia.

"Sí, esa es la idea. La gira europea de Omar arrancó en mayo y termina en Holanda a fines de octubre. La idea es estar en Mendoza a fines de noviembre o principios de diciembre, cuando se embarque en una gira por la Argentina", anuncia el productor, y define a Tangamente como "un disco muy representativo de los autores del tango".

Es que en su repertorio de 17 tracks están obras de las figuras más destacadas de la pluma melódica argentina, como Cadícamo, Contursi, Cátulo Castillo y Manzi, además de Horacio Ferrer y Atahualpa Yupanqui.

–¿Cómo surge "Tangamente"?
–El material se originó en una conversación muy linda que tuvimos con Horacio Ferrer, que era el presidente de la Academia Nacional del Tango; además de su belleza poética, era un fanático del tango y te contaba historias de los artistas, de los autores. Empezamos a ver cuál obra de él podíamos grabar y quedó Balada para mi muerte, con música de Astor Piazzolla, guardamos Chiquilín de Bachín para la próxima edición porque quedaron muchas obras asombrosas para continuar.

–¿Y cómo fue la participación de Luis Salinas?
–Cuando estábamos haciendo el disco vino a visitarnos al estudio. Además de la pasión por la música, nos une la pasión futbolera por Boca. Mollo, Salinas y yo somos muy hinchas de Boca y justo Luis vino el día después de un partido en el que le habíamos ganado a River. Estuvimos cuatro horas hablando de fútbol hasta que en un momento Luis nos dice: "Che, ¿por qué no tocamos algo?". En una esquina, Omar y él se pusieron a pensar qué tenían ganas de cantar, entraron al estudio y primero hicieron Garufa y después salió una mirada maravillosa de Luna tucumana. Quedamos todos asombrados, fue mágico.

–¿Cómo tomaste en este caso tu rol de productor?
–Omar Mollo es el heredero de los cantores de la línea de Goyeneche, Rubén Juárez. Creo que todavía falta equilibrar la balanza de las manos que lo aplauden en el exterior con las manos de la Argentina. Ha estado en los teatros más importantes del mundo. Pero su sueño es que lo puedan ver más en su país.

–Seguís tocando como DJ. ¿Qué te aportó la bandeja a la hora de empezar a producir discos?
–Lo mío pasa por entregar desde el lado de atrás todo lo que aprendí. Y ser DJ me ayuda mucho, sin dudas. Porque el DJ es el nexo entre lo que creó el músico y la gente. Sabés qué le gusta a la gente, conocés los distintos públicos porque escuchás mucha música, muchas versiones y tenés una mirada muy amplia. Muchos piensan que el DJ es un músico frustrado y en realidad es un eslabón fundamental entre el artista y la gente. Soy un difusor por naturaleza.

Lo que se viene
Universitario.
Alejandro Pont Lezica volverá a producir un disco de Omar Mollo que será especial. “En octubre vamos a una universidad en Rotterdam donde se estudia tango para grabar con músicos de allí. Vamos con Oscar D’Elía como director de orquesta. En este momento estamos en la selección del repertorio. La idea es que el disco se llame Conexión Rotterdam-Buenos Aires”, anticipa.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas