musica musica
jueves 02 de junio de 2016

Se cumplen 50 años de "Rebelde", canción fundacional del rock nacional

"Rebelde", que se lanzó como lado A del sencillo, en realidad había sido escrita unos meses antes, durante el verano en Villa Gesell.

El 2 de junio de 1966, hace 50 años, el grupo Los Beatniks grababa "Rebelde", considerada la primera canción de rock escrita en español de la Argentina.

Ese día, Moris (guitarra y voz), Pajarito Zaguri (guitarra y voz), Antonio Pérez Estévez (bajo), Javier Martínez (batería) y Jorge Navarro (teclados) ingresaron a los estudios de CBS y grabaron dos canciones, "Rebelde" y "No finjas más", para su único simple, del cual se editaron 600 copias y se vendieron apenas 200.

"Rebelde", que se lanzó como lado A del sencillo, en realidad había sido escrita unos meses antes, durante el verano en Villa Gesell. La letra era clara y directa para esos días: "Rebelde me llama la gente, rebelde es mi corazón, soy libre y quieren hacerme, esclavo de una tradición", dice en su primer estrofa.

En otro pasaje, los versos apuntan contra la Guerra Nuclear, en tiempos de denominada Guerra Fría, y también un claro llamado al amor y al cese de los armisticios bélicos.

Para la difusión del disco, los músicos fueron a ver a Héctor Ricardo García, dueño del diario Crónica y la revista Así, y le contaron que iban a recorrer las calles del centro porteño arriba de un camión promocionando sus canciones y que al final se iban a bañar junto a unas chicas en una fuente ubicada en frente de una discoteca de la época.

Un periodista participó del evento y se transformó en un escándalo dentro de la publicación. El presidente de facto Juan Carlos Onganía ordenó secuestrar la edición y los músicos terminaron presos. Moris, Pajarito, Martínez y compañía pasaron tres días detenidos, pero lograron una amplísima cobertura de casi todos los medios.

Al marge de la grabación, el grupo, que estaba fuertemente influenciado por Little Richard y Elvis Presley, durante todo ese año se presentó en La Cueva, el mítico reducto jazzero de Pueyrredón y Juncal, que se convirtió en la piedra basal del rock nacional.

Poco tiempo después de que el disco saliera a la venta, Los Beatniks ya estaban casi disueltos. Moris siguió su carrera solista, Pajarito se sumó a La Barra de Chocolate y Martínez, tras un paso por El Grupo de Gastón, formó el trío Manal. La historia grande del rock nacional ya tenía sus primeras páginas escritas.
Fuente: Noticias Argentinas

Más Leídas