musica - Mendoza Mendoza
jueves 13 de octubre de 2016

Peteco y Marcelino comparten canciones

Uno de los emblemas del folclore argentino, que acaba de llegar de una gira por Europa, se presentará este jueves en el teatro Imperial de Maipú, en el marco del ciclo Latinoamérica Soy. Lo hará junto con otro referente local: Azaguate.

Peteco Carabajal llega a Mendoza para compartir escenario con mendocinos y ofrecer una entrega más del ciclo Latinoamérica Soy, proyecto autogestivo que una vez al mes ofrece un encuentro con diferentes artistas nacionales e internacionales.

El show es este jueves a las 21, en el teatro Imperial de Maipú, la entrada sale $150 y se puede conseguir en la boletería.

La consigna para esta noche es sencilla, según definió Carabajal a Diario UNO: "Me siento en la silla con mi guitarra y sale en el momento lo mejor. Total, repertorio hay de sobra".

Este ciclo ha reunido a compositores que, a través de sus canciones llegan a un público que se predispone a escucharlas.

De esta manera, Carabajal, quien acaba de terminar una gira por Europa, vuelve a Mendoza para compartir sus canciones junto con el folclorista mendocino Marcelino Azaguate. La noche la completa el maipucino Javier Jofré.

Se trata de un encuentro que promete un recorrido por lo mejor del panorama folclórico actual.

–¿Cómo es el vínculo con Mendoza y con Marcelino?
–Lo conozco de un festival anterior al que me invitaron y donde él cantó también. Me dio su disco y me pareció buenísimo. Hay una relación, una hermandad al igual que con otros compañeros músicos de diferentes latitudes.

–¿Cómo será el show?
–Con cero estructuras. Me siento en la silla con mi guitarra y sale en el momento lo mejor. Total, repertorio hay de sobra.

–¿Con qué proyectos estás, además de que acabás de llegar de una gira por Europa?
–Estoy presentándome con Rienda Suelta, el grupo que tengo con mi hijo Homero y mi hija Martina. Es un trío de chacareras y el viernes (por mañana) tenemos un show en una peña grande, en Buenos Aires. Estuvimos en Europa, pero la semana que viene nos vamos a un festival en México. Por suerte, estamos con mucho trabajo y no tengo problemas en tocar en festivales y el extranjero. Soy dichoso.

–¿A qué atribuís que interese la música folclórica argentina afuera: se debe sólo a los latinos que viven en esos lugares?
–Es un trabajo muy de base y que desde siempre hay que ir haciendo para que a uno lo llamen o uno quiero ir y lo reciban. Hay que tener en cuenta que en Europa nadie es figura. ¿Cómo hacés para conmover a un francés? Que solo te contesta si le hablás en francés. Hicimos una gira en la que llevé mi último disco (por Espejo de amor), que fue producida por Valeria Martino y Anabella Zoch. Estuvimos en lugares pequeños, para 200 personas, pero siempre llenos. El año que viene me voy a Dinamarca. Suelo ir dos veces al año a tocar allá. Pero siempre haciéndose desde abajo, cantar en los lugares que se pueda.

–¿Pero el público es realmente de allá o siempre hay argentinos?
–Por lo general, sí. Son argentinos radicados allá, que llevan a su pareja, a su amigo o van en familia. El recibimiento siempre es bueno. Lo bueno es que si un europeo va a un recital mío, no hace falta que sepa de folclore porque ellos no distinguen entre la música argentina y la del resto del mundo. Para ellos, lo que hacemos es música latinoamericana, lo cual está bien. Lo bueno es que con cada viaje los contactos se van multiplicando.

–Dado que hoy la música se escucha principalmente por internet, ¿hay lugar para este género en las nuevas plataformas o se lo difunde lo suficiente?
–Lo hay y tiene que haberlo, siempre hace falta más difusión. Ahora justo estoy por cerrar un trato con una discográfica que sólo hace música digital y en internet. Es un sistema nuevo y una manera nueva de difundir la música. Antes, esperábamos grabar un disco entero y sacarlo al mercado, mientras ahora quizás registramos uno o dos temas y los subimos a YouTube. Eso no quiere decir que te vaya a ir mejor o peor, siempre hay que moverse y seguir recorriendo.

Latinoamérica Soy
Cuándo: jueves, a las 21
Dónde: teatro Imperial (Perón y Pescara, Maipú)
Entradas: $150
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas