musica musica
domingo 17 de septiembre de 2017

"Perras on the Beach es una explosión permanente"

La reveladora banda mendocina está viviendo un gran año, que cerrará tocando en el festival BUE la noche de Gorillaz. Aquí, la voz de Simón Poxyran

Simón Poxyran, específicamente, viene de una casa de artesanos; en cambio su compañero de banda Bruno Beguerie tiene una familia musical con su padre, Carlos, como uno de los productores más reconocidos del país. Simón y Bruno desde los ocho años jugaban a tocar y cantar en el estudio Fader Records de los Beguerie. Hace un año formaron Perras on the Beach, sacaron el disco Chupalapija, provocaron alta energía en el público, y sus canciones estallaron en las redes sociales. Y hoy son uno de los principales grupos de la movida rockera del país entero.

La familia política del grupo –amigos y ex compañeros de banda– también tiene vasta carrera en la música, como la de Raúl Tilín Orozco. El hermano de Simón es Juan Saieg, líder vocal de una banda que –por su exposición, convocatoria y talentosa rebeldía en la escena nacional– pareciera ser el otro riñón de los Perra: Usted Señálemelo.

"Sí –confirmó Poxyran–, nos conocemos de chicos, estamos muy relacionados con la música y con el arte en general; mi abuelo tocaba el saxo y la guitarra".

Con la nueva formación –Simón al frente en el micrófono, Bruno en el bajo, Ignacio Laspada en guitarras y Fabricio Foresto en batería– los chicos vienen de agotar localidades en el mítico Niceto porteño, se preparan para tocar en Corrientes y en Pilar (Buenos Aires), en octubre, antes de cerrar el gran año en el festival BUE, la noche del 16 de diciembre, pisando el mismo escenario de Gorillaz.

Bruno, de 17 años, vivirá ese momento con un adicional: tres días después de recibirse de la secundaria. "Va a tocar con el uniforme", lo gasta Simón. El resto de la banda son sub 22. Y esa desfachatez de la edad, las pilas recargadas en melodías inspiradoras para el indie rock actual y la ansiedad por no quedarse quietos, contagian y nos hacen mover para encontrarlos en una charla tan ligera como estimulante.

Aquí, la voz de Perras..., Simón Poxyran nos inyecta altas dosis de rock, buena vibra sobre el presente y gran entusiasmo por un futuro de ondas expansivas ante tanta humanidad creativa.

–A un año de hacer el primer Niceto en Buenos Aires, con un solo disco publicado el año pasado ("Chupalapija") y escuchado en YouTube unas 270 mil veces, ¿Perras on the Beach vive un 2017 de explosión?
–Creo que Perras... es una explosión permanente. Desde el día que subimos el disco en internet, porque así funcionan las cosas ahora y si no estás en internet no existís, todo es explosivo. En un día lo habían escuchado cientos de personas, después miles. Así es todo el tiempo Perras... Estábamos muy concentrados en Mendoza porque para nosotros el objetivo era tocar en Mendoza y ya está. Pero de repente empezaron a aparecer muchísimas propuestas y... sí, este año se fue todo a la mierda. Fue un proceso muy corto pero con mucha información, pasaron muchas cosas en el medio.

–De todos modos, con la convocatoria a tocar en noviembre en el festival BUE la misma noche que Gorillaz, parece que la explosión no vende humo...

–No (risas). La explosión será cada vez más grande. Esto nos motiva a pensar en nuevo disco, estamos todo el tiempo componiendo. Somos muy ansiosos, tomamos las decisiones muy rápido. Estamos haciendo todo casi al mismo tiempo, explotar el primer disco pero a la vez tocamos canciones nuevas desde hace un año y tenemos otras que no las hemos tocado en vivo y otras que estamos haciendo. Somos muy pibes, entonces no estamos pensando en cómo hacemos las cosas, directamente las hacemos. Tenemos mucha energía. Pero obviamente sabemos que tenemos que grabar el segundo disco, lo vamos a hacer en un par de meses... o en el verano, tal vez. La idea es publicarlo el año que viene.


Perras2-Gentileza Leandro Frutos.jpg


–¿Siempre de forma independiente o lo han llamado de alguna discográfica?
–Nos trataron de contactar de un par de lugares pero nos quedamos con la independencia. Y creo que siempre va a ser así porque siento como que tenemos la fórmula. Si ya salió todo demasiado bien haciendo todo solos, entonces... De hecho, hasta hace un par de meses no teníamos manager. Pero eso es una base, no creo que vayamos a firmar con algún sello. Tampoco hay interés en eso, no nos hace falta.

–Están juntos de la infancia, lograron el sueño del pibe con el gran presente que están viviendo, ¿se imaginan siempre juntos como banda, que la amistad prime ante todo?

–(Piensa). Sí, obvio. Perras on the Beach es una banda muy particular, comparado a otro proyecto que está más enfocado en qué decir o cómo mostrarse. Nosotros somos una banda de amigos, de barrio, que salimos a tocar y nos damos cuenta de que generamos algo en el público. Pero la amistad es lo más importante, si no nada de esto podría llevarse a cabo.

–¿Y cómo se mantiene esto con nueva formación?

–Bruno y yo estamos del principio, los otros chicos se quedaron con Usted Señálemelo. Entraron Ignacio Laspada en guitarra y Fabricio Foresto en batería, con quienes ya éramos amigos, los conocemos desde hace un montón. Pero es muy loco porque en la banda nos hicimos más amigos, generó algo muy fuerte entre los cuatro. Para grabar y salir de gira suma mucho ser amigos más que buenos músicos.

–¿Las giras se concentran en Capital Federal? Digo, después de agregar función en Niceto la semana pasada...
–No. Tocamos en Buenos Aires porque es la capital del país. Pero también venimos de Mar del Plata, vamos a ir a Corrientes, a provincia de Buenos Aires... Queremos hacer toda la Argentina y después ver si salimos a otros países.

–A la hora de componer, ¿lo hacés en solitario o la banda aporta en ese proceso?
–Las canciones de cero, es decir agarrar la guitarra, hacer la música y la letra, son mías. Pero entre los cuatro las vamos llevando para algún lado. Todos aportamos algo. La idea es que para el segundo disco componga temas Bruno y Nacho y Fabri tienen mucho más para dar. Esto se va a ir dando con el tiempo. Yo estoy suelto en ese sentido, estoy esperando a que aporten más de lo que aportan. Pero es mi ansiedad. Este año estoy muy inspirado, estoy haciendo canciones todo el tiempo y estoy entregado a que ellos las modifiquen.


Perras7-Gentileza Leandro Frutos.jpg


–¿Y qué es lo que más te inspira actualmente? En Niceto pediste por la aparición de Santiago Maldonado...

–Somos personas y, como todas las personas nos preguntamos dónde está Santiago. Estoy al tanto pero igual no me gusta perder el tiempo en la política, me parece todo una mentira muy grande, todos me parecen unos mentirosos. El primer disco, Chupalapija, es todo diversión, son temas más juveniles y divertidos. Pero obviamente que en el segundo disco va a haber temas de mayor contenido social porque lo que pasa en el mundo nos afecta de alguna manera y tenemos algo para decir también.

–¿Cómo ves desde adentro la movida del rock actual?
–Citando a Bruno, "la gente está dejando de mirar sólo a Buenos Aires y La Plata, y está enfocándose de verdad en el rock nacional", o sea que estamos mirando lo que surge y pasa en todas las provincias del país. Esa movida es el verdadero rock argentino. Ahora escuchamos el rock nacional, posta. Ese es el futuro: las bandas del interior. Además siento que ahora hay una hermandad entre las bandas, eso antes no ocurría, al contrario, eran rivales. Ahora vas a un show y ves muchas bandas entre el público. Eso está buenísimo.

–¿Te genera una expectativa mayor tocar en el BUE la misma jornada que Gorillaz?

–Es muy flashero ese asunto. No me va a caer la ficha hasta cinco minutos antes del show. Trato de verlo con tranquilidad porque que haya pasado esto ahora, llevando tan poco tiempo la banda, es una señal de que el año que viene van a pasar cosas más grandes y así de acá en más. Hay que estar re preparado para eso, si no la situación te pasa por arriba. Lo del BUE me da la seguridad de que hasta Australia o Japón no paramos.
Fuente:

Más Leídas