musica musica
domingo 08 de octubre de 2017

Palito y José Vélez, juntos por primera vez

Para celebrar a las mamás mendocinas de forma anticipada, los populares cantantes compartirán escenario esta noche en el Arena Maipú. En una velada romántica, harán un repaso de sus éxitos

Para homenajear a las mujeres, y como anticipo del Día de la Madre, que se celebra el próximo domingo, hoy aterrizan en Mendoza dos exponentes de la canción romántica: el argentino Palito Ortega y el español José Vélez.

El escenario del Arena Maipú recibirá a estos cantantes, quienes se reúnen por primera vez en sus largas historias artísticas. Con una admiración mutua, así como cada cual con su gran caudal de fanáticos, Palito y Vélez regalarán a las madres sus más grandes éxitos.

El lado rockero del tucumano
El ex gobernador de Tucumán, aunque mejor conocido como músico a nivel internacional, Ramón Palito Ortega acaba de publicar su nuevo disco.

Palito vuelve a cantar rocanrol en un homenaje a Nery Nelson, que es ni más ni menos que él mismo cuando de muy jovencito adoptó ese nombre artístico para cantar rock en castellano y que tuvo su inicio aquí en Mendoza.

Es por eso que en Rock n' Roll incluyó himnos como Ven Johnny ven, Popotito (con su amigo Charly García como invitado), No seas cruel, Buen rock esta noche (con el mexicano Enrique Guzmán), Rock de la cárcel y Zapatos de gamuza azul, entre otros clásicos del género.

Palito rinde un homenaje de este modo a grandes artistas como Elvis Presley, Chuck Berry, Jerry Lee Lewis, Carl Perkins y principalmente a Nery Nelson, ese cantante que supo ser Ramón Ortega cuando el rocanrol comenzaba a ser furor en Argentina. También hay dos temas de su autoría, uno es María y el otro Donde suena el rock & roll, cantado con John McInerny (protagonista de la película El último Elvis). Rock n' Roll está disponible en disquerías desde esta semana.

Un romántico con historia
No era, ni mucho menos, el primer éxito del artista, que por entonces contaba con 26 años, fuera de las fronteras de España, pero su participación en Eurovisión sí sería, según reconocería años después el propio José Vélez, "el punto donde mi carrera despegó fulminantemente".

Canciones como Vino griego, Procuro olvidarte o Canarito se convirtieron en himnos del que sería uno de los cantantes más laureados del panorama musical español de los '80, con proyección internacional, que le sirvió para ganar cerca de 20 discos de platino y más de 30 discos de oro. El éxito de Vélez alcanzó tal dimensión que llegó a celebrar más de 150 conciertos en un solo año.

Hoy, el cantante y compositor español regresa a Mendoza con el mismo vigor de siempre.
Fuente:

Más Leídas