musica - David Bowie David Bowie
miércoles 13 de septiembre de 2017

Nile Rodgers convirtió al Gran Rex en una pista de baile

El músico y productor estadounidense Nile Rodgers, al frente de su banda Chic, convirtió al Teatro Gran Rex en una auténtica pista de baile durante dos horas gracias a un funk de alto vuelo y al espíritu disco que se adueñó del lugar.

En el primero de los dos shows previstos en el país, el artista clave en la escena disco de los años '70 y cerebro detrás de exitosos discos de David Bowie, Duran Duran, Madonna y Diana Ross, entre otros, ofreció una seguidilla de hits interpretados por una soberbia banda que, además, desbordó carisma a lo largo de toda la noche.

En este sentido, el repertorio de 21 canciones incluyó tanto los clásicos de Chic, como "Le freak" y "Good times", como canciones consagradas de otros artistas en las cuales este músico dejó su huella como productor, tal el caso de "Like a virgin", de Madonna; "Let's dance", de Bowie; "I'm coming out", de Diana Ross; y "We are family", de Sledge Sisters.

Para ello, Rodgers se apoyó en una soberbia banda, en la que descollaron el bajista Milton Barnes y el baterista Ralph Rolle, quienes conformaron junto a su líder una lujosa y precisa base para el lucimiento de las cantantes Kimberly Davis y Folami Ankoanda Thompson.

El combo se completó con los teclados de Russell Graham y Richard Hilton, y la sección de vientos conformadas por el trompetista Steven Jankowski y el saxo tenor de Brandon Wright, quienes le pusieron el toque disco al funk aportado por el trío principal.

Pero el espíritu disco también tuvo su correlato en la manera casi "enganchada" en que la banda interpretó cada tema, como así también en el despliegue visual del grupo, a partir de sus coreográficos movimientos y sus atuendos.

A las 21.20, una voz en off anunció el inicio del show con una breve reseña de los logros musicales del protagonista, quien se presentó en el escenario con un traje azul, que contrastaba con el impoluto blanco el resto del grupo, a excepción de las cantantes; una boina del mismo color, que dejaba asomar las rastas hasta la cintura; y una atlética figura que desmienten sus casi 65 años.

Nile Rodgers

"Tiempo de fiesta", dijo Rodgers a modo de saludo, para luego pedir que todos se paren y bailen, e iniciar el contundente set con los clásicos "Everybody dance", "Dance, dance, dance" y "I want your love".

Sólo estos tres temas bastaron para hacer delirar a una fiel audiencia dispuesta a vivir por una noche la ilusión de estar en el mítico club nocturno neoyorquino "Studio 54", sin embargo Rodgers tenía todavía muchos ases bajo la manga para desplegar un inolvidable show.

"Soy un hombre afortunado", expresó la figura de la noche, quien basó sus dichos en el hecho de haber vivido de la música y haber trabajado con grandes figuras, ocasión que le sirvió de excusa para presentar los clásicos "I'm coming out" y "Upside down", de Diana Ross.

Entre los éxitos ajenos, desfilaron entre otros "Lady", del dúo francés Modjo; "Like a virgin", de Madonna, en la voz de Folami Ankoanda Thompson, y "Notorious", lo más funky de Duran Duran, cuya ovación final emocionó al líder de Chic.

Tras interpretar "He's a spacer", popularizada por la francesa Sheila B. Devotion, Rodgers se tomó un tiempo para contar que hace seis años fue diagnosticado de cáncer, momento en que decidió que como músico iba a "escribir más música, producir más y hacer más colaboraciones".

"Estoy libre de cáncer", celebró luego de anunciar que la primera de esas colaboraciones fue "Get lucky", de Daft Punk, interpretada al inicio de manera lenta, para luego alcanzar su conocida intensidad.

El final fue a pura fiesta con una seguidilla que incluyó "Let's dance", de Bowie, en una memorable performance del baterista, quien descolló también como cantante; y los hits de Chic "Le freak" y "Good Times", presentada por Rodgers como su canción "favorita" de todas las realizadas con Chic.
Fuente: Télam

Más Leídas