musica - Aretha Franklin Aretha Franklin
sábado 16 de septiembre de 2017

Mendoza y su arrabal "for export"

El Trío Tango MMF presenta mañana su primer disco, Refusilo, tras una gira europea. Aquí habla uno de sus integrantes –y nuevo jurado de los Premios UNO Escenario–, Juan Pablo Moltisanti.

Es pianista, director, compositor y arreglador musical de distintas agrupaciones. Joven, pero con una larga y gran carrera que año a año asciende a pasos agigantados. Cientos de presentaciones, discos, varios premios y giras por todo el país y el mundo. Él es Juan Pablo Moltisanti, el músico mendocino que hace del tango y del jazz, dos géneros exitosos en el ámbito local, nacional e internacional.

Y es que Juan Pablo cuenta con una amplia trayectoria sobre los escenarios y sin lugar a dudas un presente lleno de proyectos y shows que hará que el músico muestre una vez más todo su potencial.

El jueves pasado estuvo junto a Sparkling Big Band en la Nave Cultural, donde se vivió una noche a puro jazz y swing con los clásicos del género. Pero eso no es todo. El también director e integrante de Trío Tango MMF (Trío Martínez–Moltisanti–Flores) habló con Escenario y nos contó también acerca de su reciente y nueva incorporación como jurado de los Premios UNO Escenario.

El Trío Tango MMF –integrado por Rubén Martínez en guitarra, Juan Pablo Moltisanti en piano y el cantante Diego Valentín Flores– presentará mañana en un teatro bar céntrico su primer trabajo discográfico, Refusilo.

La gira que los tuvo por Europa, sus ganas por mantener al tango más vivo que nunca y sus proyectos formaron parte de esta charla.

–¿Cómo será la presentación del primer disco de Trío Tango MMF?
–Empezamos hace ya un año y medio a trabajar juntos y durante ese tiempo todos los meses estuvimos recopilando algún compositor de tango como Enrique Santos Discépolo o Gardel. Eso derivó a que tuviéramos durante un año un repertorio muy amplio que lo quisimos dejar plasmado en un disco. Lo empezamos a trabajar este año y dio la casualidad de que lo terminamos justo cuando nos fuimos de gira con el trío por Europa. Lo presentamos allá y la aceptación fue buenísima. Ahora lo queremos presentar acá en Mendoza, porque también uno quiere y busca retroalimentarse de la gente de uno.

–¿Cómo fue el proceso de creación y grabación de "Refusilo"?
–Fue un antes y un después poder empezar a escribir nuestros temas. Quisimos trabajar desde un lado más íntimo de los tangos y eso nos generó una apertura de cabeza. Por ahí no siempre te sentís con la capacidad para hacerlo y finalmente creo que nos llegó el momento a Rubén (Martínez), a Diego (Flores) y a mí; a su vez los tres pertenecemos a Contramarca, pero con el trío tenemos otra plasticidad que por ahí con la orquesta es un poco más complejo de realizar. Esto en cuanto al poder crear, cambiar, modificar y movernos tranquilamente.

–¿Creés que el disco físico está extinguiéndose?
–Estoy convencido de que el disco no va a perderse nunca, porque el artista siempre tiene la excusa de querer sacar un nuevo disco. Si bien se pierde en cuanto a masividad, sigue existiendo. El concepto de tenerlo en la mano como algo físico y no virtual creo que no se va a perder. De hecho, recibimos la propuesta en disco más allá de que estén las nuevas tecnologías. Y a su vez está buenísimo el hecho de que las nuevas tecnologías existan y te acerquen la música, te acerquen a la difusión, a que sea más globalizado el asunto. Eso está genial.

–¿Y sobre la movida del tango local qué pensás?
–Hay una situación de que si no se aggiorna o si no se habla de cosas que suceden ahora el tango queda como muerto en el pasado nuevamente. Yo creo que hubo una época donde el género dejó de tener nuevas creaciones, entonces el tango se empezó a estancar. Nos quedamos hablando de los enfrentamientos de los años '20 o de los malevos que se agarraban a cuchillazos a la salida de un bar o un cabaret y eso si bien hoy por hoy no sucede así, o sí, pero no con los mismos nombres o con las mismas situaciones. Hay muchas temáticas que en otra épocas estaban aceptadas o no tan mal vistas, como por ejemplo el machismo. Ahora hay otras temáticas que la vemos día a día y terminan siendo parte de nuestra imagen. En cierto punto el hecho de poder escribir cosas nuevas hace que esto se vuelva clásico para más adelante. Antes un inmigrante llegaba en barco ahora se va o llega en avión. La temática sigue siendo un poco la misma, pero hay que aggiornarse, darle una vuelta de rosca para que vuelva a estar vigente.

–Ahora también compartís tu tiempo artístico como jurado en los Premios UNO Escenario...
–Sí. La verdad es un honor ser parte del jurado. Porque más allá del trabajo que uno pueda hacer con este rol desde la parte musical o profesional, poder ver el trabajo de cada uno de los que van a participar, analizarlo y estudiarlo implica tener una responsabilidad que es muy linda y odiosa a la vez. Juzgar lo que el otro hace está bueno, porque te abre el espectro de la cabeza a vos y a los demás compañeros del jurado.

–¿Tu incorporación junto a la de Guille García en teatro, Priscila Resca en danza y Martín Rez Masud en música viene a renovar un poco los aires del jurado?
–Creo que tienen ganas de darle un nuevo giro a la parte del jurado con más jóvenes que tienen una visión más abierta de todo lo que se está haciendo en Mendoza. El objetivo es un poco buscar qué cosas nuevas están sucediendo, qué innovaciones o estereotipos están rompiendo con lo que siempre vemos.

–¿Y cómo te ves en este nuevo rol?
– La verdad es que es un lindo trabajo para hacer. Voy a tratar de ser justo con toda la gente que participa, objetivo y respetuoso. Es una responsabilidad muy grande. Es un trabajo individual, pero también en conjunto con el equipo; entonces en cierto punto uno se siente acompañado y soportado por los demás.

–Antes estuviste como concursante y ganaste con Contramarca y la Sparkling Big Band...
–Sí. Está muy bueno eso entendiendo cómo se vive desde el lado de participante y ahora estando del lado del jurado. Sabiendo de la expectativa de cuando uno se inscribe, el ver qué van a decir, qué van a opinar. Si quedás ternado, si después ganás, y si ganás sentir ese reconocimiento. Es un proceso muy lindo desde lo que se vive desde abajo y ahora estando en este lugar, es bueno tener la responsabilidad de darles esa sensación a los demás.

Refusilo, un reflejo del género

Refusilo es el primer trabajo discográfico de Trío Tango MMF. El disco busca reflejar la esencia del tango con el objetivo de que esté más vivo que nunca. MMF nos acercará de una manera más íntima al género. Esta nueva etapa es un antes y un después en la carrera de cada uno de sus integrantes, dejando en claro el marcado perfil musical y artístico del trío. El disco está compuesto por 14 temas. Sus propias composiciones son Pibito, Golpe bajo, Linye, Refusilo, Al filo y Cuatro versos. Incluye versiones del tango tradicional como Tabaco, Desencuentro, Campo afuera y Sin palabras, entre otras.

"Arrancamos en marzo a grabar. Fue un trabajo récord porque en julio ya teníamos el disco en mano. En cinco meses tuvimos todo terminado. Esto nos permitirá grabar nuevos discos a futuro", adelantó Juan Pablo Moltisanti.

Refusilo se podrá adquirir mañana en la presentación en La Comedia. Tiene un valor de $100. Y está disponible en plataformas digitales como Spotify, Amazon y Google Play, entre otras.

El músico y su pasión por el tango

Juan Pablo Moltisanti creció en una familia de artistas. Es hijo de la concertista de guitarras y profesora de música Adela Moreira Lima y nieto de los legendarios Indios Tabajaras.

En 2003 creó Contramarca Tango. El prestigioso quinteto de bandoneón, piano, guitarra, contrabajo y violín cuenta con tres trabajos discográficos: Puro tango, Tango y Tangos pa' bailar. Visitó diversos escenarios de toda la Argentina, Chile y Colombia, convirtiéndose en una banda de gran relevancia dentro del género.

Ganó dos premios Escenario (2006 y 2008). También logró la nominación a los premios Carlos Gardel en el 2006 por uno de sus discos producidos.

En 2009, el director y músico mendocino le dio vida a la reconocida banda de jazz y swing Sparkling Big Band, siendo en la actualidad además de su director, su pianista. Conformada por 28 músicos y una imponente impronta visual, la agrupación recrea ala perfección la imagen que tenían las big bands en los años '40 y '50.

"Cada músico tiene su atril. Hay instrumentos muy visuales: un piano de cola, un contrabajo, una batería. Visualmente es muy atractivo. A la gente le gusta mucho", consideró Juan Pablo.

La banda abarca los grandes éxitos de Frank Sinatra, Aretha Franklin, Ray Charles, Cole Porter, Glen Miller, Louis Amstrong, entre otros.

En la actualidad también forma parte del Trío Tango MMF junto con Rubén Martínez y Diego Valentín Flores. La formación realizó en julio pasado una gira por Europa donde visitó varias ciudades de Francia y Suiza. Allí presentó su primer disco, Refusilo. Ahora es el turno de Mendoza para escucharlos.

Para agendar

Cuándo: domingo, a las 20.30
Dónde: La Comedia (San Juan 456, Ciudad)
Entradas: $100
Reservas: 4257489


Fuente:

Más Leídas