musica - Bailando por un Sueño Bailando por un Sueño
miércoles 27 de abril de 2016

Marama y Rombai, antes del Luna Park

Las bandas uruguayas Marama y Rombai ofrecerán cuatro shows este fin de semana en el Luna Park.

Las bandas uruguayas Marama y Rombai, que se convirtieron en un fenómeno musical en Argentina y suenan en todas las fiestas y discos, donde niños y adultos bailan sus pegadizas canciones de cumbia pop, ofrecerán cuatro shows este fin de semana en el Luna Park.

Con una estética fresca y letras pícaras, ambas bandas se presentarán este viernes a las 21, el sábado a las 17 y a las 21 y el domingo a las 20, con entradas agotadas.

Marama, banda que surgió en el 2014 liderada por Agustín Casanova, presentará su primer disco, "Todo comenzó bailando", en el que incluyó hits como "Loquita", "Bronceado", "Una noche contigo", "Noche loca" y el romántico "Tal vez".

Después de sus tres actuaciones en el Gran Rex el año pasado, se presentarán de nuevo en Argentina junto a Rombai, grupo encabezado por Fernando Vázquez, productor musical de Marama y compositor de ambas bandas.

Los miembros de Rombai, Vázquez y Camila Rajchman, se conocieron en el 2013 mientras cursaban la carrera de comunicación en la universidad ORT, de Uruguay, y a comienzos del 2015 formaron la banda y luego de un exitoso año la participación de Camila llegó a su fin y su despedida será en el show del viernes.

"Locuras contigo", su primer sencillo publicado en YouTube, ya tiene cerca de 26 millones de visitas y el segundo tema, "Yo también", superó las 10 millones de reproducciones de su videoclip.

"Tanto Marama como Rombai tienen un estilo musical que apunta a divertir y a hacer que la gente la pase bien", expresa Agustín de Marama, en diálogo con Télam.

Marama, luego de las presentaciones en el Luna Park, llegará desde el 8 de julio y en vacaciones de invierno al teatro Ópera, mientras que ambas bandas serán parte de la apertura del segmento "Bailando por un sueño" de "ShowMatch", el clásico de Marcelo Tinelli.

-¿Cómo surge el proyecto de ambas bandas?

-Fernando: Arranqué como productor de Marama, que nació antes que Rombai, en el 2014, en su momento lo llamé a Agustín porque lo vi en YouTube cantando y me dije: "a este muchacho lo quiero abrazar", me daba la sensación de buena onda, cantaba muy bien y ahí me propuse hacer un proyecto con él.

En el momento que creamos Marama ya estaba en la facultad y pensé que no podía ser cantante, tener una banda y cursar, así que preferí producir y poder llevar las dos cosas en paralelo, pero como nos empezó a ir tan bien tuve que postergar la facultad y después me dieron ganas de cantar a mí también y ahí surge Rombai.

-¿Qué expresan las canciones?

-Fernando: Depende de cada tema. Hay canciones que expresan el "basta de histeriqueo y concretemos" y hay otros que hablan de amor. Creo que son diferentes etapas y sentimientos que voy teniendo en las noches de insomnio, porque escribo de noche y si bien hay canciones con cierta picardía, también hay lindas canciones que te llegan al corazón.

-¿Dónde empiezan las canciones?

-Fernando: Con "Loquita" me vino la idea mientras me estaba bañando y salí corriendo y dije esta idea es un "temón", además fue la primera canción que grabamos de Marama, así que sin siquiera secarme, la grabé en el celular, después fui al piano a terminar de componer la idea del estribillo y cuando tuve ese concepto para la canción, volví a bañarme tranquilo y luego la terminé.

En el estudio, busco estar tranquilo, sintiendo por dónde te llega la música para definir por dónde encaminar la canción. Vamos probando, nos mandamos WhatsApp para ver cómo quedó tal melodía y vamos modificando si es necesario.

-Agustín: Generalmente arrancamos con el piano, los dos tocamos el piano y ahí vamos probando los tonos, las melodías, una vez que ya tenemos esa maqueta vamos y cerramos en la computadora, pero en vivo tocamos todos los instrumentos.

-Fernando: Claro, hay instrumentos que son tocados y otros que son por sampler. En las canciones tocamos guitarra y bajo y el resto de los instrumentos los hacemos por computadora.

-¿Cómo definirían la fórmula que los llevó a ser un suceso masivo?

-Fernando: Me copo mucho con la producción musical. Tengo mis técnicas, mis diferentes fórmulas de crear "éxitos", pero lo más importante es que hay un equipo muy bueno. No son solamente las canciones, es la estética, me gusta mucho el pop latino, el pop de Estados Unidos y no digo que yo lo inventé, pero en nuestro caso, traje el pop a la cumbia. Es la base de cumbia, pero con estructuras y melodías del pop, esa es la fórmula.

-¿Qué visión tienen de la música tradicional uruguaya, como la murga y el candombe?

-Agustín: De chico viví en ese ambiente, cuando iba de viaje con mis padres, por ejemplo, las recorridas eran con puro folclore de todos artistas uruguayos, artistas que vivieron la dictadura y eso me llegó, pero si bien no son artistas referentes de nuestra música y no están ligados al estilo musical que hacemos, son artistas que me gusta escuchar. El estilo de ellos, de las murgas, es expresar alguna situación social o algún pensamiento ideológico.

-Fernando: Mi acercamiento a la música fue por iniciativa propia, escuchando Los Beatles en la escuela y con el tema "Yellow submarine", la música tradicional uruguaya la escuché de grande, me gusta, pero prefiero el rock nacional uruguayo.

-¿Cómo sienten el exitoso desembarco en Argentina?

-Agustín: Es extraño, más para nosotros, al ser uruguayo te replanteás si podés tener éxito en la música porque es un país que no tiene tanta salida. Es común que alguien diga "quiero ser cantante, pero lástima que vivo en Uruguay", no sólo en la música, sino en el arte en general, entonces siempre intento alentar a la gente, ya que ahora con YouTube que es una plataforma que puede globalizar lo que es tu talento y a través de ese instrumento nosotros llegamos a Argentina y la gente se empezó a fanatizar, no sé si alguna vez nos vamos a acostumbrar a tener fans que nos esperen a la salida de un show o en los aeropuertos.

-Fernando: Estamos agradecidos con Argentina. Acá se nos abrió la puerta para crecer y para acercarnos al resto de Latinoamérica.

-¿Tuvieron que parar para cuidarse ustedes?

-Agustín: Bajamos un poco la cantidad de presentaciones, justamente por eso, pero nunca frenamos. Tratamos de mantener el ritmo de trabajo porque sabemos que Argentina es enorme y para recorrerla necesitás bastante tiempo. Al principio era más duro todo, hacíamos más boliches, ahora intentamos tocar en lugares más grandes, con menos cantidad de presentaciones.

-¿Cómo toman el hecho de ser considerados exponentes de la cumbia "cheta"?

-Agustín: Ese rótulo lo pondrá gente por nuestra forma de vestir o porque hacemos lo contrario a la cumbia villera, no me molesta pero preferiría que no nos encasillen de esa manera. No es música para "chetos", nuestro público está conformado mayoritariamente por niños. Tampoco conocen nuestro origen, mi madre es animadora de fiestas y mi padre arregla radios de autos y yo fui a un colegio público, no soy "cheto".

-Fernando: No me molesta, pero no me parece correcto. Si lo dicen desde lo musical, porque introdujimos el pop en la cumbia, tal vez lo entendería.

-¿Apuntan a un target adolescente o más familiar, teniendo en cuenta las letras y que los siguen niños?

-Agustín: Nuestra idea original era ir a tocar a los boliches, subirnos a un escenario y cantar. Nunca imaginamos hacer un Gran Rex. Pero empezó a pegar nuestra música en los niños, la mayoría de los chicos que nos fueron a ver tenían entre cuatro y quince años y cuando nos dimos cuenta ya era tarde para cambiar las letras.

Fernando: Ahora lo tenemos en cuenta, porque al principio sólo teníamos como referencia al público que iba al boliche, que estaba de fiesta y ahora se transformó en un producto familiar. Pero a mí me gusta escribir con picardía, no me gustan las letras tan inocentes y puedo tenerlo en cuenta en el tipo de palabras que se usan a la hora de componer, pero ese doble sentido va a seguir, más sutil, pero va a seguir.

Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas