musica - Mendoza Mendoza
martes 29 de marzo de 2016

Lula Bertoldi: "Eruca Sativa no es una banda mainstream"

La cantante estuvo paseando por Mendoza y anticipó los shows que ofrecerá aquí con su trío el 30 de abril y el 1 de mayo. Vino con su pareja y su hijo.

Son la banda de rock que mayor proyección tuvo en los últimos cinco años y pisan cada vez más fuerte en los escenarios de festivales de todo el país, a pesar de que nadie en realidad sabe el nombre de alguno de sus hits. Por decirlo de alguna manera, todos saben quién es Eruca Sativa, pero no todos podrían tararear una de sus canciones.

Su éxito llegó a fuerza de un público que los banca desde el primer día y de tres discos sólidos de rock que podrían definirse como nü metal, pero que evitan ser encasillados en un género específico.

A pocas semanas de haber estado en el Lollapalooza de Buenos Aires y en pleno proceso de grabación de su cuarto disco, Lula Bertoldi (guitarra, voz), Brenda Martin (bajo) y Gabriel Pedernera (batería) tocarán dos veces en Mendoza, muy pronto.

Primero, el sábado 30 de abril, formarán parte del line up del Wine Rock, festival que se realiza por sexto año consecutivo en la bodega Monteviejo, en Tunuyán. Un día después, el domingo 1 de mayo, lo harán en solitario en el N8, de Ciudad.

Los tickets para la primera fecha cuestan $800 y se venden en tuentrada.com, mientras que para la segunda, en N8, salen $250 y están a la venta en la boletería de ese espacio y en Otra Vida (Galería Caracol).

Aprovechando que Lula Bertoldi, cantante y guitarrista del trío, estuvo en una conferencia de prensa en Park Hyatt Mendoza, Diario UNO dialogó con ella sobre lo que le espera al trío en el futuro cercano.

Asimismo, la santafesina se refirió a cómo es ser una madre rockera, dado que su primer hijo, Julián, tiene apenas un año.

Ella está en pareja con Nicolás Sorín, líder de la banda Octafonic, que además es hijo del reconocido director de cine argentino Carlos Sorín.

–¿Cómo fue tocar en un evento tan grande como el Lollapalooza? Al que sólo te invitan cuando todos saben el nombre de tu banda....
–Es interesante haber entrado a un festival tan distinto en cuanto al público que nos suele ir a ver. Era otro público el que vimos ahí: eran chicos que escuchan más música indie, pop o internacional. Fue un honor.

–Siendo que la banda es oriunda de Córdoba, cuna del Cosquín, ¿cómo ves que el Wine Rock crezca y se convierta en otra propuesta de rock anual en el interior del país?
–Me parece genial. Lo hemos hablado mucho con los productores porque es muy interesante la idea de fusionar el rock con el vino, porque el rock suele estar muy emparentado a la cerveza. Encima, hacerlo en el marco de un viñedo, al aire libre, es genial. Ojalá que Mendoza adopte este festival y que sea cada vez más grande.

–En otras entrevistas te has referido al próximo disco usando la palabra "cambio". ¿Cuándo sale y qué se puede adelantar?
–Sale este año, seguramente, pero aún no hemos fijado la fecha. Uso la palabra cambio porque es una palabra que define a Eruca Sativa, somos una banda que busca mutar todo el tiempo. Eso es lo lindo de hacer esta música, el poder cambiar y transformarnos todo el tiempo. Tratamos de mantener una esencia, pero la idea es siempre probar cosas nuevas.

–Son muy pocos los casos de bandas de rock argentinas lideradas por una mujer. ¿Vinieron a llenar un vacío?
–Nos sentimos una banda diferente, eso seguro. No somos una banda mainstream, pero no porque no quisiéramos sino porque no hacemos música masiva. Aunque tengamos temas populares, no se escuchan todo el día en la radio o no responden a los cánones de lo que debe ser un hit. Siempre hacemos el camino inverso, no nos gusta que las radios nos pasen porque tenemos un hit sino porque les gusta nuestra música. Creemos que si a nosotros nos gusta lo que hacemos, hay gente a la que también le va a gustar.

–Tu voz es una marca registrada, ¿te pasó que al principio de tu carrera alguna discográfica o productor te sugiriera que cantaras más suave?
–No, por suerte no. Me ha pasado que me critiquen bien. Sobre todo porque al principio yo chillaba mucho o gritaba mucho, usando mucho ese recurso de mi voz, y me aconsejaron que bajara un cambio. Aprendí a dosificarlo y estuvo bueno.

–¿Te imaginabas que iba generar tanta repercusión el cover que hiciste de "Corazón delator" en el homenaje a Gustavo Cerati que se hizo en la TV Pública?
–Lo hicimos con mucho placer, sobre todo porque estábamos honrados de que nos hubieran convocado. Lo hicimos con mucho respeto, pero queríamos hacer nuestra versión y lo logramos. Por momentos, fue muy criticado el tema y, por otros, muy alabado. Son esas situaciones en las que hubo fans de Soda que amaron el tema y otros que lo odiaron, pero eso es también lo que queríamos lograr. Nos gusta ser diferentes e imponer nuestra personalidad.

–Fuiste madre el año pasado, ¿cómo combinás la vida de las giras siendo madre primeriza?
–Es difícil, por suerte comparto las tareas de madre con mi pareja, y eso nos permite irnos acomodando. Además, Brenda (la bajista de Eruca Sativa) también tuvo una hija el año pasado. Los dos bebés están por cumplir un año cada uno y hace varios meses que ya estamos girando con ellos.

–¿Siguieron tocando estando embarazadas?
–Sí, a los seis meses recién frenamos. Estuvimos todo ese tiempo tocando con las panzas, pero fue divertido. A nosotras nos re gustó hacerlo, igual que ahora salir con nuestros hijos. Es toda una experiencia.
Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas