musica musica
lunes 29 de febrero de 2016

Lionel Richie: "Soy un romántico perdido"

El músico tocará el 1 de marzo por primera vez en Argentina

En los 80 Lionel Richie no podía fallar: primero te daba arranque con "All Night Long" (no faltará quien se haya ido a Bariloche por bailarla en el Camino al Oscar de Feliz Domingo), después te baldeaba de melaza con "Hello" y "Endless Love" y todavía le quedaba tiempo para salvar a África con "We Are The World". Antes de eso había liderado un monstruo funky llamado The Commodores que, con todo, trascendió mayormente gracias a dos baladas: "Easy" y "Three Times A Lady". Entre sus años en banda y su hiperdifundida etapa solista, Richie se puede dar el lujo de hacer un show sólo con hits. Y eso es precisamente lo que promete para el 1 de marzo, ocasión en la que se presentará en el estadio de GEBA, en lo que constituye su primera visita a la Argentina.

Hay artistas que reniegan a la hora de tocar sus grandes éxitos. No parece ser tu caso...

Algunos dicen "voy a tocar esta canción que no conocen" y yo pienso "¿qué pasa con las canciones que sí conocen?". Por suerte yo tengo dos horas... o en realidad como cuatro horas de canciones que sí conocen, así que me voy a asegurar de que suenen todos los hits. Va a ser el mejor karaoke, creeme.

Tu último disco, Tuskegee, ya tiene cuatro años. ¿Algún plan de grabar el sucesor?

Cuando termine esta gira, y de hecho mientras estoy en esta gira, estoy terminando las voces para el próximo disco. Estamos por juntarnos con el productor a grabar.

En un momento de los 80 fuiste uno de los artistas más populares del mundo. ¿Extrañás algo de aquella época de sobreexposición?

Bueno, hay que encontrar algún tipo de límite porque pasamos de la sobreexposición en aquel momento a que a algunos artistas directamente no tengan exposición ahora. Es difícil conseguir exposición ahora porque Internet hizo que todo se volviera apurado. Antes teníamos la radio, y cuando querías escuchar algo tenías que esperar que la radio lo pasara. Ahora todo el mundo escucha en streaming, en Spotify, en Pandora, tienen muchas cosas para escuchar y no necesariamente ponen un disco entero. Así que me alegro de haber tenido exposición cuando lo hice. En su momento yo mismo pensaba que estaba sobreexpuesto pero la verdad es que fue una bendición que me pasaran tanto como lo hicieron.

Parece que la gente más joven encuentra tu música de todos modos. El año pasado tocaste en el festival de Glastonbury y fue un éxito.

Fue absolutamente increíble. Veo a mi público ahora y está lleno de gente joven, no son sólo los que me siguen desde el principio. Los chicos están viniendo a verme porque escucharon mi música y quieren saber cómo suena en vivo. De alguna manera les llega mi música, debe ser que sus padres me escuchan en su casa y así me conocen, je.

En los 80 compusiste "We Are The World" con Michael Jackson. ¿Cómo fue trabajar con él?

¡Ah, Michael, mi hermano! Me hubiera gustado escribir más música con él, pero la canción que tuve la suerte de escribir con él fue una de las más ayudó al mundo. Hasta estos días sigue siendo un himno de paz y entendimiento. Extraño mucho a Michael y desearía que estuviera vivo. Ser su amigo fue uno de los hitos de mi vida.

¿Es cierto que compusieron el tema rodeados de todos los animales que tenía Michael?

¡Ja! De todo: boas, monos, perros. Todos haciendo ruido al mismo tiempo. Yo le preguntaba a Michael: "¿Cómo vamos a componer una canción con todo este caos?".

El mito dice que Lionel Messi, el mejor jugador del mundo, se llama así por vos. ¿La gente te cuenta historias como esa a menudo? Bebés nombrados por vos, bebés hechos con tu música...

Pasa todo el tiempo. Sabía que la gente se enamoraba o hacía bebés con mi música. Ahora me pasa que están llamando a los chicos como yo. Soy muy fan de Lionel Messi. Cuando me enteré de que lo habían bautizado por mí me empecé a reír, pensé que era una broma, pero después vi una entrevista en la que su padre decía que era verdad.

Muchos treintañeros conocimos a los Commodores por la versión de "Easy" que hizo Faith No More. ¿Qué te pareció a vos?

Creo que es buenísima. Cuando la hicieron les pregunté "¿Por qué no la cambiaron un poco para que suene más rockera?" y me dijeron "No Lionel, es perfecta como está". Lo tomé como un elogio.

Compusiste algunas de las baladas más intensas de la historia. ¿Tenés algún secreto para las canciones de amor?

Lo que pasa conmigo es que soy un romántico perdido. Siento demasiado. Pero también creo que el amor es honestidad. No podés ir con una chica y decirle "Mmm sí, seamos amigos", no. Lo que tenés que hacer es ser sincero: no me dejes, me lastimaste, etc. Cuando te enamorás ves que el mundo se cae. No "caminás" hacia el amor, no "bailás" en el amor: caés en el amor [juego de palabras en inglés con "fall in love", que significa "enamorarse"]. Perdés el control. Y cuando perdés el control, las letras tienen que ser sinceras. No te tiene que importar si quedás como el más macho del mundo: vas a perder a la chica que amás y tenés que decirle "Por favor no me dejes", ¿entendés?

Hace un tiempo dijiste que ahora hay buenos artistas, pero también hay muchos que ni escriben sus canciones. ¿Por qué la industria elige este modelo?

Ojo, creo que hay cantantes buenísimos. Pero creo que no se puede juzgar a un artista sólo por su manera de cantar, sino por su estilo. Lo que quiero decir es: Mick Jagger no es un cantante, es un estilista. James Brown no era un cantante, era un estilista. Si los ponés en un programa de televisión y les decís "Mick Jagger, vos tenés que cantar como Whitney Houston" no va a poder. Pero nadie canta como él, y eso lo hace un estilista. Yo sé que no puedo cantar como algunos artistas de ahora, pero yo sueno como yo, y ese es el secreto. Y por ser cantante y compositor, cuando vos me preguntás "¿Por qué escribiste esa canción?" te puedo contestar. Un cantante te puede decir "No sé, me la dieron para que la cante", y se termina la entrevista.

Te premiaron y te reconocieron como un ícono de la música en la última edición de los Grammy. ¿Te pone presión eso?

Creeme que cuando el Grammy te rinde tributo quiere decir que tus pares te aprecian. Fui bendecido con el amor de mis fans en todo el mundo, pero cuando tus colegas te dan amor y te reconocen durante el show, eso no es ninguna presión. Para mí significó que mi música era apreciada por algunos de mis mayores rivales. Esto es una competencia, así que que te digan "Te queremos, te respetamos" es una gran cosa.

Fuente: Rolling Stone

Fuente:

Más Leídas