musica - Ariana Grande Ariana Grande
lunes 25 de julio de 2016

Las nuevas divas del pop encuentran sus voces en la fábrica de hits

Cómo son los discos de Ariana Grande, Meghan Trainor y Fifth Harmony

Ariana Grande, Dangerous Woman - Tres estrellas

En este momento, hay muchos caminos hacia el poder, o el autoempoderamiento, para las reinas del pop. "Un poco menos de conversaciones, y un poco más de 'tocame el cuerpo'", ordena Ariana Grande en "Into You". Dangerous Woman, de Grande, es prácticamente un disco conceptual sobre la liberación que hay en perder el autocontrol. El tema del título y "Touch It" puede que sean los mejores temas de The Weeknd que en realidad no fueron hechos por The Weeknd, cargados de un drama de guitarras a fuego lento y sexo de chica mala, y el groove retro de "I Don't Care" le da a la voz de Grande el espacio para correr libremente, y del cual carecía en gran medida en My Everything, de 2014. Pero si bien este disco es más personal, no hay nada tan insistente o universal como su monstruoso himno dance, "Break Free". Para los fans de Grande, es un bonus. Para los espectadores del pop, es el precio de la entrada.

Meghan Trainor, Thank You - Tres estrellas

Meghan Trainor tiene el problema contrario en Thank You, un disco tan sobrecargado de remates y arreglos que es casi como un tuit en el que todas las palabras son hashtags. El carácter adorable de su debut de 2015 está rebajado: en "No", corre a unos muchachotes a un costado con la cadera con un contoneo típico del R&B de los 90. Pero las incesantes autoafirmaciones -"no sé si a vos, baby, pero me amo a mí"- te pueden dar dolor de muelas.

Fifth Harmony, 7/27 - Tres estrellas

El segundo disco de Fifth Harmony es igual de incesante, pero más variado. Este es pop de comité, con arreglos de Kygo (que agrega una pizca de house tropical a "Write on Me"), el compositor de Britney Spears, Alexander Kronlund, y tantos otros que no hay lugar para una visión única. Las chicas de 5H están "dando volantazos en la cupé" en "The Life", después hablando de cómo no necesitan un Benz en "Gonna Get Better". Se destacan los resonantes vientos y los baterías de pop-trap de "That's My Girl", y el manifiesto onda "Bootylicious" de "Not That Kinda Girl" (que se acerca a hitazos de sintetizadores estilo Janet Jackson en la época de Control). Si Grande y Trainor son parte del creciente individualismo de cantautoras del pop, 7/27 muestra que la fábrica de hits no se va a rendir sin dar pelea.

Fuente: Rolling Stone

Fuente:

Dejanos tu comentario

Más Leídas