musica musica
domingo 16 de julio de 2017

La Mississippi editó su nuevo disco

Nuevo disco de la banda de blues y rock, que en esta ocasión recupera su gusto por los ritmos bien negros a los que les suma country, western, blues sureño y honky tonk.

Nuevo disco de la banda de blues y rock, que en esta ocasión recupera su gusto por los ritmos bien negros a los que les suma country, western, blues sureño y honky tonk.

"La Montaña" abre el disco con sonido gordo, de rock sureño, con la base grave al frente, los Hammond adornando la melodía y la voz de Tapia es la que si remite al blues, mientras que en "Mala Memoria" dedicada esos amigos e ídolos a los que les fama les cambia la cabeza y le hace perder contacto por la realidad, la banda retoma su estilo más tradicional con un buen trabajo de Gastón Picazo en teclados y de las guitarras de Gustavo Ginoi y de Tapia.

El bajo y la batería van al frente junto al piano en "Promesas del ayer" donde Tapia se pone en la piel de un hombre que olvidad con facilidad sus promesas de amor, mientras la banda le escapa al sonido clise del blues para armar algo más de salón, vinculado más con Nueva Orleans que con Chicago, aunque la guitarra le ponga suciedad a la noche.

"Cuando el corazón te guía" es una muy bien trabajada balada rockera, con un interesante trabajo de las guitarras. En "Criollo" Tapia endurece la voz, la banda mezcla el blues campesino, con el country y lo tamiza con un hard rock leve, con una letra bien rutera, que bien puede calzarle a una zamba o una chacarera, muy bien arreglado con un interesante punteo de guitarra.

"Odioso" es un rockito bluesado de macho domesticado que dejo las noches largas en el pasado y colgó el rock de un perchero, mientras la guitarra busca despertarlo con un buen solo. En "Que onda wey" la Mississippi se mete en un léxico mexicano para contar la vida de un exiliado argentino en el DF, mientras los instrumentos lo meten en un blues bien urbano. La pedalera de la guitarra abre la paleta para un funky rockero con tamiz de blues de salón en "Cuando vos no estas" que tiene desde la mitad de la canción interesantes arreglos de teclados y punteos de guitarras.

"Tarde para hablar de amor" es un blues de amores ferroviarios, bien del Roca o el Sarmiento recorriendo paisajes del Conurbano para darle vueltas a los amores sin la psicosis urbana que supone la gran Capital.

El disco concluye con "Los caminos" otro blues bien rutero, con un gran punteo de apertura de la guitarra.
Fuente:

Más Leídas