musica musica
domingo 31 de julio de 2016

Estelares es un exquisito romance pop en su nuevo disco "Las Antenas"

Nuevamente Estelares decidió trabajar con Juanchi Baleirón en un disco en el que la banda trae momentos del pop romántico de los años 60 y 70

El grupo Estelares plasma otro gran disco con su nuevo material "Las Antenas", donde se meten en las aguas del romanticismo pop y salen convertidos en una gran orquesta al servicio de la poesía de Manuel Moretti.

Nuevamente Estelares decidió trabajar con Juanchi Baleirón en un disco en el que la banda trae momentos del pop romántico de los años 60 y 70 plasmados por grandes románticos como Julio Iglesias, Leonardo Favio, Raphael, Nino Bravo, Sandro y Nino Bravo.

Ese clima se percibe desde el inicio con "Las antenas", donde Moretti recupera el toque romántico de bailar para una pareja que por su pasión llamaba la atención de todos en la pista de algún baile en un club. En la sonoridad destaca el trabajo notable del guitarrista Víctor Bertamoni, el bajo de Pali Silveira, la batería de Javier Miranda y los arreglos de teclados que aporta Eduardo Minervino sumado a la segunda guitarra de Guillermo Harrington.

Con esta formación, Estelares es en vivo, desde hace tiempo, una orquesta que busca rescatar a los grandes arregladores del pop latino como Horacio Malvicino, Anderle, Oscar Cardozo Ocampo y Jorge López Ruiz, entre otros, además de la influencia extranjera de Burt Bacharach y Phil Spector.

Esta línea musical se torna un poco más moderna en "Alas rotas", donde destaca un teclado metiendo ruiditos contrapesa por punteos de la guitarra de Bertamoni, y con Moretti metido en la piel de un amante que extraña a su pareja, su "Alas rotas".

"Subiéndome" tiene un groove más funky, el piano y la guitarra van metiendo a la canción en ritmos negros con un estribillo con el acompañamiento de arreglos de bronces, se mete entre aquellas canciones que los fanas de Estelares citaran de memoria.

o romance pop orquestado, con arreglos de voces de Súper Ratones con el estribillo "dame dame dame primaveras, dame todo lo que quieras y dame un sueño de más, una caravana alucinada nos viene a saludar" metiendo en la memoria de la gente. Una canción que camina a ser clásico.

Esta canción forma un tándem indestructible y formidable con "Quien no se ha besado en Mardel" donde la banda vuelve a convertirse una orquesta, para una canción notable en la que Moretti va repasando escenas y fotografías de un amor nacido en la Feliz, junto al Océano Atlántico, en la Sala Payró, mientras Bertamoni juguetea con un notable punteo pop.

En "Usted" suena el mar, la lluvia y el viento, mientras Bertamoni rasguea y Moretti recita romántico una letra del bajista Silvera, para una balada que se sumerge en lo mejor del romanticismo español e italiano de los 60 para una hermosa balada que tiene como estribillo "los retazos de tu amor, los que abrigan inviernos del corazón, los abrazo cada vez, cada vez que pienso en volverla a ver".

La mano de poeta de Moretti se ve en la hermosa medio tempo "Compro Flores", donde Bertamoni realizar muy buenos arreglos con sus punteos con la slide, los coros le dan mayor calidez a la canción, al igual que los teclados convirtiéndose en los instrumentos de una orquesta pop. Moretti vuelve a crear un gran estribillo, a contar una buena historia.

"Los alerces" lo tiene a Moretti jugando al crooner y Estelares convirtiéndose en una banda de smoking, casino en la Costa Azul, martinis secos, whisky, black Jack, ruletas, con rendidores arreglos de los teclados y la guitarra.

Más rockera, con la guitarra de Bertamoni conduciendo a la banda aparece "Soledad", con buenos coros y otra letra de Moretti con frases que se meterán en la piel del público al igual que "Darling" donde Estelares se rinde ante los Beatles, ante el McCartney más pop con mucha poesía y un estribillo de esos que no se despegan.

El espíritu de Tom Petty sobrevuela la más rockera "Mañana", mientras Moretti ofrece su faceta de retratistas de contador viñetas de grandes metrópolis pero también de ciudades de la pampa húmeda como su Junín natal con frases notables como "ahí van los hombres ciénaga, en sus súper jets, ellos venden moscas, venden muerte también".

El grupo retoma el camino del pop romántico con la hermosa "Una noche en San Juan" acústica, con cuerdas, una mandolina, el piano, coros nocturnos, una batería con escobillas, y la noche de verano cuyana que cae sobre los amantes.

"Los lagartos mueren en familia" tiene formato más rockero y Moretti vuelve a dar la medida con una gran letra, de ruptura y poesía oscura. Este disco notable se cierra con un bonus track "Los acertijos" con una acústica al frente acompañando la voz de Moretti que construye otro lindo estribillo para una canción con reminiscencias a George Harrison.
Fuente:

Más Leídas