musica - Luján de Cuyo Luján de Cuyo
domingo 08 de enero de 2017

"En los '90, el Dj era un artista y no un producto"

Carla Tintoré. La icónica pinchadiscos sigue llenando de gente boliches y fiestas en Argentina y el mundo. En esta charla, habla sin tapujos del presente de la movida electrónica. Este domingo animará el After Zürich, en Blanco Encalada.

Hacerle frente al calor del verano en un ambiente natural, alejado del caos de la ciudad, con el fresco de la montaña y al ritmo del deep house de la pionera Dj argentina Carla Tintoré, suena un plan ideal. Y lo es.

Justamente eso es lo que se vivirá este domingo, desde las 15, en After Zürich, ciclo cuyos organizadores vienen realizando desde hace tiempo y que ha contando con la presencia de referentes nacionales e internacionales de la electrónica, en un ambiente distendido e ideal para un verdadero "antidomingo".

La fiesta arranca a la siesta y seguirá hasta la 1 de la madrugada. El ingreso es gratuito hasta las 18 y pasada esa hora el precio es de $100 para los hombres y $50 para las mujeres. Hay además coctelería y patio de foodtrucks.

Aprovechando que Carla Tintoré pisará Mendoza para este encuentro, Diario UNO dialogó con esta referente del EDM, que sobrevivió al auge y descenso de la movida electrónica a fines del siglo pasado y hoy sigue tocando en clubes asiduamente y realizando giras por el mundo.

Hablamos de la Dj que inició su carrera en 1991, con apenas 15 años, y que en poco tiempo se convirtió en un nombre imprescindible dentro la escena.

–¿Cómo será tu presencia hoy en After Zürich y qué feeling creés que tendrá este evento?
–Estuve en Mendoza el año pasado, en invierno, y el set que hago casi siempre es más o menos igual. Es un set que va variando entre deep house, clásico, breakbeat y techno. Lo bueno es que dentro de todos esos estilos, he acumulado una variedad de vinilos que me permiten variedad para lo que necesite el lugar y la gente. El feeling es siempre el mismo cuando laburás las bateas y para eso vivo. Además, estuve de gira por Europa el año pasado y traje vinilos nuevos que voy a usar ahora.

–¿Es muy diferente lo que se escucha en Europa de lo que suena en Buenos Aires?
–Yo, por ejemplo, no produzco, sólo pincho en vivo. Entonces, tengo claro que la música electrónica es parte de la cultura global y es la misma en todos lados. Sale un disco y ya todos lo pudieron escuchar sin necesidad de esperar a que se edite el CD en su país. Hoy en día no hay fronteras con la música electrónica: comprar un vinilo, un CD o bajarte una canción a tu computadora tiene más que ver con cómo querés resguardar vos tu música, pero no es obligatorio.

–¿Cuál es la diferencia entre el furor por los DJ y la música electrónica que hubo en los años '90 y lo que sucede ahora con artistas como David Guetta, Calvin Harris y Tiësto?
–Está mucho más masificado ahora, eso seguro. El Dj es un producto de supermercado ya: está en la góndola del súper y podés comprarlo como un celular. En cambio, en los años '90, el Dj era un artista y no un producto. Cada uno consume de la manera que quiere la música, pero hoy ves a un Dj hasta en las publicidades de tampones. Como figura, el Dj es hoy un estereotipo. Antes lo que se hacía era algo más artesanal.

–Sin embargo, a vos te siguen convocando y seguís vigente. ¿Lo atribuís a tu trayectoria?
–Se debe principalmente a que tengo un estilo personal. Eso se nota cuando la gente cierra los ojos y sabe que la que está tocando es Carla Tintoré. Es algo que va más allá de las modas y los estereotipos. No me considero una artista sino una artesana en lo que hago, pero mi estilo es algo que he podido preservar y, a pesar de las modas, puedo decir que soy una autora en mi materia.

–También hay modelos, actrices y hasta conductores de TV que trabajan como DJ...
–¡Sí! ¡Hay de todo ahora, desde fotógrafos hasta modelos! (risas). Creo que la profesionalidad, como en todo, salta a la vista en 10 minutos. En realidad, hay un trabajo de amateur que cualquiera puede hacer. ¿Por qué no va a pasar música alguien si eso lo hace feliz? Pero sí es verdad que hay maneras y maneras de llevar una noche de fiesta. Supongo que si a ciertos Dj que andan por ahí los ponés a tocar ocho horas, se mueren (risas).

–¿Qué opinás de la inclusión de la electrónica en temas de artistas como Madonna o Britney Spears?
–¡Me gusta! Acá en Argentina se nota, sobre todo, en los grupos de cumbia que usan electrónica en todas sus canciones, como Márama y todo ellos. No me molesta la fusión, para nada. En general, me parece que es positiva porque genera nuevos estilos y ayuda a que la música evolucione, porque como tampoco hay nada nuevo de música en el mundo, por lo menos hay algo refrescante en este sentido.

–¿Afectó mucho a los profesionales de la electrónica las recientes muertes que hubo en el marco de fiestas multitudinarias porteñas?
–Estoy bastante separada de esos eventos multitudinarios en los que se aglomera a la gente y no se les da agua. Hace años me separé de eso, porque así como se maltrataba al público se maltrataba a los artistas locales: no nos daban agua, ni un voucher de comida, ni un lugar para dejar los discos. A los únicos que cuidaban eran a los artistas internacionales, porque eran las estrellas del firmamento. No puedo hablar de ese tipo de eventos porque hace años que no participo porque siento que se basan en el maltrato y destrato. Lo que más hago son clubes de Buenos Aires y después de la polémica que se generó el año pasado por la seguridad hubo una especie de caza de brujas y clausuraron varios lugares. No duró mucho, porque de todas formas en Buenos Aires, en los clubes, después de Cromañón cualquier lugar para abrir tiene que tener un bombero, un enfermero y todas las medidas de seguridad necesarias. De hecho, en los boliches en los que trabajo hay agua, la venden a precio normal y hay detectores de metales.

Zürich Sunset con Carla Tintoré
Cuándo: domingo 8 de enero, de 15 a 1
Dónde: Zürich (ruta 82 s/n, Blanco Encalada, Luján de Cuyo)
Entrada: gratis hasta las 18, luego $100 los hombres y $50 las mujeres
Fuente:

Más Leídas