musica musica
domingo 15 de mayo de 2016

El folk escandinavo de José González

De padre mendocino, el cantautor de 38 años está de regreso para presentar su disco Vestiges & clowns. Será hoy, en el teatro Plaza

Un suceso. Así se puede definir la repercusión que ha generado la llegada del sueco José González a Mendoza. Es que ni bien se supo, las entradas empezaron a venderse una detrás de la otra.
Aunque no es la primera vez que el cantautor visita Mendoza, sí es la primera vez que lo hace tras haber alcanzado el éxito en el Reino Unido y de ser una de las voces más novedosas de la escena folk europea.

Hijo de un mendocino y una puntana que se escaparon de Cuyo hacia tierras escandinavas para dejar detrás el dolor de la dictadura militar, González tiene 38 años y ha editado tres discos de estudio.
Su sonido, definido por medios europeos como un "neo-folk", es dulce, meditativo, pero por sobre todo melancólico. Sus canciones tienen temáticas variadas, aunque el amor no es siempre el protagonista.
Quienes conocen de sus raíces latinoamericanas destacan en su estilo las similitudes a cancionistas como Silvio Rodríguez, Jorge Drexler y Caetano Veloso.

La gira que lo trae a Mendoza es con la que está promoviendo su más reciente disco, Vestiges & clowns, el cual salió a la venta el año pasado.

Antes de llegar al país, el artista de estuvo de gira por Europa encarando otra de sus facetas musicales, ya que también forma parte de una banda de música clásica.

A poco menos de un mes de haber regresado a su hogar, el artista dialogó con Montecristo (FM 93.7), radio que auspicia su recital hoy, y anticipó sus ganas de reunirse con el público mendocino.

–¿Cómo ha sido la recepción del disco nuevo?
–Ha sido muy bien recibido. El disco en sí no ha sido un éxito comercial ni suena en la radio, pero he estado de gira en Europa y Norteamérica y se nota que a la gente le ha gustado. Aunque en los números no haya repercutido, sí me pone contento que quienes me van a ver sepan los temas. Ya estoy promediando el año de difusión del álbum y no siento ya que sea nuevo.

–La música que hacés suele definirse como neo folk, ¿cómo definirías vos tu música?
–La base la da la guitarra criolla y es una música que empieza siendo muy tranquila. Después se puede asimilar a sonidos como Silvio Rodríguez, muchos dicen que los temas son similares. No tengo problema, porque es música que he escuchado. Siento que, a veces, los periodistas me definen mejor en sus notas.

–¿Cómo es que tus padres llegaron a Suecia?
–Nací en Suecia, pero mi padre es de Mendoza y mi madre es de San Luis, de Buena Esperanza. Ellos estaban en la universidad cuando sucedió el Golpe de Estado y tuvieron que irse. Mi hermana ya había nacido, pero se fueron igual. Primero estuvieron en Brasil durante un año y medio y de ahí viajaron a Suecia. Fue gracias a la Embajada sueca y a Amnistía Internacional que pudieron viajar. En mi casa, de todas formas, siempre se habló en español.

–¿Tenés parientes viviendo aquí en Mendoza?
–Sí, de hecho estoy muy contento porque voy a ver a mi padre, que vive allí desde hace unos 10 años. Hace bastante que no lo veo y tengo muchas ganas de tomarme un vino con él. Trabajó muchos años en la Universidad Nacional de Cuyo y ahora ya está jubilado.

–¿Cómo sigue el trabajo con tu banda Junip?
–Sigue en pie, lo que sucede es que toma bastante tiempo componer, maquetar y grabar un disco. Son cerca de tres años, por eso es que como ahora estoy promoviendo el mío solista, estoy metido en esto. No me queda tanta energía para ese otro proyecto.

–¿Qué te espera tras tu visita a Mendoza?
–Tenemos una gira en Estados Unidos y luego nos enfocamos en la temporada de festivales en Europa, que es muy prolífica y da muchas oportunidades de que nuevos públicos te conozcan.
Favorito de las bandas sonoras
Además de su trabajo en Junip y como solista, José González ha trabajo en varias canciones que han formado parte de bandas sonoras de películas y series como House y Friday Night Lights.

Su trabajo más destacado en este rubro llegó en 2014 cuando el actor y director Ben Stiller conoció su música y lo convocó para que hiciera varias canciones para su filme La vida secreta de Walter Mitty.
"Estaban filmando en Islandia y una de sus preocupaciones era encontrar música que pudiera encajar con la película. Entre todas las canciones que escuchó, le gustó mucho Without you, de Junip, y desde ese momento él quiso que yo estuviera involucrado en la banda sonora", contó el artista al respecto.

Sobre por qué cree que su música es tan utilizada a la hora de musicalizar series y hasta comerciales en Estados Unidos, dijo: "Una vez que empezaron a usarlas para estas cosas, pensé en hacer adrede para que me conozcan más. Entonces, en el último disco de Junip hay temas como Line Of Fire, que fue compuesto desde un inicio como si fuera la canción perfecta para unos títulos de crédito finales de una película".

José González
Cuándo
hoy, a las 21
Dónde
Teatro Plaza
(Colón 27, Godoy Cruz)
Entradas
$200, $400 y $600
2x1 con Club UNO
Fuente:

Más Leídas