musica - Mendoza Mendoza
viernes 04 de agosto de 2017

Diego Frenkel: la palabra viaja por la música

El cantautor ofrecerá hoy una travesía melódica y su reciente primer libro. En una íntima charla, habla también sobre cómo lo atraviesa la realidad del país.

Una conversación con el compositor de rock Diego Frenkel es como tomar la mochila y disponerse a hacer uno de esos viajes en los que uno sabe desde dónde parte pero no hacia dónde va.

En ese trayecto, los paisajes cambian. Primero, aparecen canciones de su última producción, después las páginas de un libro de crónicas recientemente escrito y, de repente, nos adentramos en las profundidades de la vida misma. Y hablamos sobre violencia, sobre machismo, sobre la falta de empatía de los nuevos dueños del poder.

Una charla con el ex La Portuaria parece ser de esas travesías extrañas, en las que un tren puede detenerse en un paraje desconocido y dejarnos frente a un sitio sorprendente.

Frenkel se presenta este viernes en el Selectro para compartir su música y hablar de su libro A través de las canciones, una forma autobiográfica en la que el artista se apoya en los temas en torno a los que se fue construyendo, los que lo atravesaron y lo convirtieron en la persona que hoy es.

Frenkel-2.jpg

–¿Es la presentación de tu disco, "Ritmos"?
–No es la presentación de un disco, se trata de un show que está más vinculado con el libro, porque recorre temas de toda mi trayectoria. Es acústico, es en dúo con (la guitarrista) Lucy Patané, excepto en el final que hacemos cuatro o cinco temas con la banda mendocina Lupus, son los temas más energéticos. Si bien el show con Lucy pasa por momentos energéticos, no es sólo un show acústico que linda en lo íntimo, presento con ella temas de Ritmo, el disco que saqué a finales del 2015. Es un disco basado en la idea del ritmo como forma de componer. No sólo desde lo musical sino desde lo poético. Porque habla del ritmo del mundo.

–En cuanto a la literatura, tenés ganas de seguir escribiendo, después de haber publicado "A través de las canciones"?
–Me encantaría, estoy pensándolo a futuro. Estoy preparando nuevos temas, pero también quiero poder percibir lo poético de la vida. Aunque lo poético de la vida aparece cuando estás yendo de una ciudad a otra; por ejemplo en Mendoza, donde tenés el sol, las montañas y conectás con que estás agradecido de ser un privilegiado, porque trabajamos de lo que amamos. Sin embargo, estamos tratando de hacer algo ante la angustia que nos provoca el momento gravísimo del país, donde se aumenta la diferencia entre un sector rico muy pequeño y un sector pobre que crece y crece y crece.

–¿Qué pensás del momento político que estamos viviendo?
–Creo que el mundo está en una crisis de valores tan fuerte que quienes llegan a los gobiernos apelan a los lugares más egoístas y miserables para quienes los votan, buscando soluciones facilistas para problemas que no pueden solucionar, y entonces llevan al poder a personas que no sólo son ineptas, sino que son fundamentalmente seres egoístas, desalmados, que no tienen una comprensión espiritual del mundo y que, exacerbando el valor de la riqueza como esencial con un vacío espiritual inconmensurable, son perversos y no pueden ponerse en el lugar del otro. Entonces, nos vemos enfrentados a una crisis que sólo se puede solucionar con un cambio espiritual en la gente y en la sociedad, así se les puede ganar a esas fuerzas a las que no se les puede ganar por choque u oposición.

DIEGO FRENKEL - Danza (Video clip Oficial)

–Sin embargo, la gente compra esos discursos...
–La gente compró durante dos mil años la idea de que si hacés determinadas cosas que no están bien vistas con el eje de poder te vas a ir a un infierno eterno. Y se la pasó avalando a una figura teóricamente espiritual de un tipo que es un torturado en una cruz, sangrante y destruido. Esa es la imagen espiritual sobre la que Occidente se montó.

–¿Y por qué creés que estas propuestas nos atraviesan y terminamos sumergidos en ellas?
–Porque la gente compra el discurso del miedo. Lo que creo es que tenemos que desarticular esto, el miedo es algo que nos inculcan. El miedo a la muerte, a la sexualidad, a la voz, a la singularidad, a ser negros, pobres, a ser homosexuales, el miedo a amar. Y a no poder ser amados. El miedo, para gente poderosa y perversa, es un elemento de dominio muy fácil. Si desarticulamos el miedo y creemos en nosotros, la transformación va a ser posible. El arte, la poesía y determinadas prácticas espirituales te llevan a comprender que si yo te destruyo a vos, me estoy matando yo mismo. Creo en que la desigualdad social es primitivismo, en el peor sentido de la palabra.

Embed

Cuándo: viernes 4, a las 21.30
Dónde: teatro Selectro (Capitán de Fragata Moyano 102, casi 9 de Julio, Mendoza capital)
Entradas: $250 y $200 (anticipadas)
A la venta en boletería del teatro, y en Amadeus (Necochea 75, Mendoza capital)

Embed

Fuente:

Más Leídas