musica musica
domingo 08 de enero de 2017

Con "Juguete de Troya", Bodas Quimicas abre un gran 2017

El disco "Juguete de Troya" abre con los agudos de la guitarra en "Compañero" con un interesante riff y un buen trabajo de la base conformada por Andrés Tersoni en bajo y Nicolás Daniluk en batería, mientras José Lavallén Iglesias desde la voz y la guitarra.

Nuevo disco del trío Bodas Quimicas que decidió simplificar su Sonido que van desde el rock alternativo hasta el género canción, pasando por un correcta utilización de las maquinas en beneficio de la búsqueda cancionera que la banda concretó en este álbum guiada por el productor Ale Vázquez.

El disco "Juguete de Troya" abre con los agudos de la guitarra en "Compañero" con un interesante riff y un buen trabajo de la base conformada por Andrés Tersoni en bajo y Nicolás Daniluk en batería, mientras José Lavallén Iglesias desde la voz y la guitarra va conduciendo una canción que atraviesa por momentos de furia eléctrica que surge de la caja de las guitarras y las maquinas.

"Camaleón" tiene un comienzo punk con el bajo y la guitarra pero la guitarra, la voz y la letra lo llevan a convertirse en un duro puñetazo en el rostro, con momentos algo psicodélicos y de delirio instrumental, como forma de castigo a los hipócritas. "Fácil y difícil" pone una tregua en la escucha del disco con airecitos de balada, con un buen trabajo de toda la banda, un buen beat desde la batería, la guitarra luciéndose y el bajo sosteniendo todo.

La veta más rockera vuelve con "Tres colores" que arranca con un riff bien glam, provocativo, cachondo, la canción a dos voces que la vinculan a lo mejor del rock argentino de los 70, pero también con elementos de Queens of The Stone Age. La canción esta muy bien lograda y la banda lucen orgullosa el 10 en el centro de su pecho.

"Juguete de Troya" que le da nombre a un disco hermosamente ilustrado, es un funky metalero, bien sucio, cargado de furia, con un groove descomunal y que emparenta ese lado power de Las Bodas Químicas con lo mejor de Catupecu Machu. Con una densitud sonora más notoria y elementos folclóricos, esa línea se sigue en "El País de las manzanas" con un riff más rockero y con un airecito siniestro y terrorífico que recuerda al "I Put a Spell on You" del prócer rockero Screamin' Jay Hawkins. "Acepto" es un medio tempo a cargo del bajo y con las guitarras jugando cargadas de efecto. "Pregúntese" muestra el lado lúdico de las Bodas Quimicas en sus letras, con una canción cargada de efectos, dura, con ciertos elementos funk y rockeros y la base sonando muy power. "Loser de neón" es otra bajada de cambio baladística con un gran trabajo de la guitarra a lo John Frusciante y con un muy buen trabajo vocal de toda la banda, que logra una gran atmosfera.

"El mismo enemigo" tiene una base funk pero las guitarras son crudas, podridas y rockeras, con momentos de distorsión previos al estribillo. El disco cierra a puro rocanrol rutero "Rock para Johnnny" con la banda demostrando un paso demoledor, ardiente y muy bien encaminado.
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas