musica musica
domingo 08 de enero de 2017

Ceci Méndez: la argentina que con "un certain flaneur" buscará hacer historia en Viña del Mar

"Un certain flaneur", la canción elegida por el jurado de Viña del Mar, es una composición sobre ritmos folclóricos argentinos con armonizaciones que remiten al jazz y a la bossa nova, incluida en "Canciones fugaces", el independiente álbum debut de Méndez.

La cantante Ceci Méndez será la única argentina que competirá en el popular Festival de la Canción Viña del Mar 2017 el 20 y 22 de febrero con su composición folclórica "Un certain flaneur", tras ser preseleccionada junto a otros cinco intérpretes entre más de 550 temas musicales.

"Recibí la noticia con muchísima alegría porque es una oportunidad muy importante para una artista independiente. Nos estamos preparando lo mejor que podemos porque sabemos lo difícil que es tocar en un escenario tan enorme y la importancia que tiene el Festival en Latinoamérica", dijo la artista en diálogo con Télam.

"Un certain flaneur", la canción elegida por el jurado de Viña del Mar, es una composición sobre ritmos folclóricos argentinos con armonizaciones que remiten al jazz y a la bossa nova, incluida en "Canciones fugaces", el independiente álbum debut de Méndez.

Coescrita con el músico Pancho Carattino, el tema será presentado en la competencia de Viña del Mar los días 20 y 22 de febrero, junto a una banda integrada por Sebastián Luna, en guitarra; Julia Winokur, en flauta traversa; Julia Subatín, en contrabajo, y Juan Clemente, en percusión.

Méndez competirá con un representante de Haití, Perú, Venezuela, Colombia y Chile, que por ser el país organizador siempre tiene asegurada una plaza.

En charla con la agencia Télam, Méndez, quien pasó por la música brasileña y el jazz antes de recalar en el folclore, contó cómo se prepara para participar de este evento y brindó detalles de la canción que la posibilitará pisar el escenario de Viña del Mar, entre otras cosas.

-¿Qué particularidades de esta canción considera que llamaron la atención del jurado para ser seleccionada entre más de 500 composiciones?
-Hay algo raro con esa canción. Hace dos años estuve en Trinidad y Tobago en un festival. Allá tienen un gusto raro, muy distintos a los nuestros, y cuando saqué este disco, no sé si todas las canciones o los ritmos los entendían, pero esta canción era la que más les gustaba. Había algo en la sonoridad que les gustaba y la llamaban una "Happy song" ("canción feliz"). Eso quizás puede responder un poco la pregunta. No está enfocada sólo a argentinos o a los que conocen solamente los ritmos folclóricos nuestros.

-¿Cree que esto se debe a la cruza entre ritmos folclóricos y armonizaciones jazzeras?
-El disco entero es una mezcla de sonoridades latinoamericanas y tiene influencias del jazz. Los arreglos los hizo Rafael Villazón, que captó enseguida mi intención de querer hacer algo amplio a nivel musicalidad, con sonoridades latinoamericanas, porque yo canté mucho tiempo jazz y música brasileña, y luego empecé a hacer folclore, a pesar de que mi familia es de Santa Fe y el folclore siempre estuvo presente. El disco es una mezcla de todo lo que hice.

-¿Por qué decidió utilizar un título en francés para la canción?
- Es otro de los caprichos que te permite la producción independiente, en donde uno puede elegir sin pensar en el mercado. Quiere decir "Un cierto errante" y pudo haberse llamado así la canción, pero quise poner el nombre en francés porque habla de un personaje que aparece en la literatura francesa del siglo XIX, aunque en realidad está presente desde siempre. Es un personaje de la urbe, que está un poco corrido de lo que es la rutina de la ciudad. Nosotros tenemos en nuestro rock nacional "El extraño de pelo largo" que habla de lo mismo. Todo esto habla de lo importante de seguir la intuición. Al hacer algo auténtico, da una alegría extra el haber sido seleccionada para la competencia.

-¿Cómo se prepara para esta presentación?
-Estamos ensayando mucho porque, además, tenemos que tocar con la Orquesta de Viña del Mar, que ya nos pidió que enviemos las partituras y, a la vez, hay bailarines que ensayan con el disco. Así que vamos a estar allí 15 días antes para poder ensayar bien todo y participar de ruedas de prensa y entrega de premios, aunque desde acá ya estamos "manija" ensayando. La idea es disfrutar, pero también aprovechar la oportunidad que nos dan.

-Al público del Festival le dicen "el monstruo" porque obliga a bajar del escenario a un artista que nos le gusta con silbatinas y abucheos, ¿qué opina al respecto?
-Sé que puede haber silbidos, sobre todo, al principio porque pasa con los argentinos. Eso a veces se da más por contagio que otra cosa, pero voy concientizada y dispuesta a mostrar lo que hago.

-Luego de esta participación, ¿planea un nuevo disco o estima que la exposición del Festival la obligará a relanzar este trabajo?
-Uno de los grandes proyectos para este año es trabajar en el segundo disco, que ya estaba planeado pero esto lo vamos a usar como impulso. Además, seguramente habrá algunas fechas en marzo en Capital. No suelo hacer muchos shows en Buenos Aires, pero tengo ganas de hacer algunos y me encantaría seguir tocando como el año pasado en distintos lugares, como Colombia, Santa Fe, Comodoro Rivadavia. En fin, quiero seguir moviendo la música.
Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

Más Leídas